Skip to content

Esta mascarilla japonesa promete rejuvenecerte hasta 10 años

Los resultados son visibles desde la primera puesta y está hecha de ingrediente naturales y fáciles de conseguir.

Gran parte de las mujeres tienen una obsesión con su piel; se preocupan por la aparición de manchas, arrugas o marcas de expresión. Una piel muy parecida a la que soñamos es la de las mujeres orientales, que además de mantener un metabolismo increíble y envidiable, estas mujeres tienen una alimentación basada en arroz y té verde, que ayuda bastante a mantener su cutis impecable y que las marcas de la vejez lleguen antes de tiempo.

La piel de las mujeres orientales es suficiente razón para saber por qué la industria cosmética coreana es tan popular y cada vez se extiende por todo el mundo; en países como México ya es todo un éxito en las tiendas y es posible encontrar maquillaje y productos de cuidado con más frecuencia.





Pero ¿qué hacen estas mujeres para tener una piel perfecta, radiante y tersa? Pues se debe a sus acostumbradas rutinas que poseen para usar mascarillas; las aplican una vez por semana y gracias a eso se quitan diez años de encima.

La mascarilla con la que podrías quitarte años de encima ha sido utilizada por mujeres de Asia desde hace millones de años y está hecha a base de arroz, ingrediente que posee muchas propiedades saludables para la piel ya que tienen un efecto aclarador, lo que ayuda a disminuir manchar y deja el rostro realmente terso.





El arroz contiene dos elementos sumamente importantes para la piel que ya esta en un estado maduro: el ácido linoleico, que contiene muchos antioxidantes que ayudan a la producción de colágeno; y el escualeno, que repara todos los daños ocasionados por el sol.

Si aplicas la mascarilla una vez por semana durante un par de meses te darás cuenta que los resultados son verdaderamente sorprendentes, además de que notarás y sentirás que te quitaste diez años del rostro.

¿Qué necesitas para prepararla?





1 taza de agua

1 cucharada de miel

3 cucharadas de arroz

1 cucharada de leche

Preparación:

Coloca el arroz y una taza de agua en un recipiente a fuego bajo, después de que hierva durante 3 minutos debes colocar reservando el agua sobrante. Pon el arroz que herviste en un tazón y agrega miel y leche; mezcla el producto hasta que quede una pasta homogénea.

Después déjala enfriar un poco y enseguida aplica sobre tu rostro, dejándola reposar durante 15 minutos y retira con el agua que colaste.

Con esta mascarilla una vez a la semana vas a tener resultados inmediatos, y si continuas usándola verás una increíble reducción de manchas, arrugas y problemas que pudieras tener en el rostro.