Skip to content

Los hermosos ojos de estas niñas hicieron que su padre se marchara

Un esposo africano dejó a su mujer luego de que sus hijas salieran con ojos azules. A pesar de esto su mirada es preciosa.

El concepto de hermoso ha cambiando conforme la historia avanza y aunque en un principio habían culturas que sentían aprecio o atracción por las personas de contexturas gruesas a otros les parecía más importante el tamaño de los labios, narices o los arreglos cosméticos que hacían a las personas únicas.

Actualmente, el color de ojos juega un papel importante a la hora de considerar a alguien hermoso, bello o atractivo. Sin embargo, no en todas las culturas los ojos claros han sido bien recibidos. Ese fue el caso de una mujer africana llamada Risikat, que junto a sus hijas han llamado la atención por sus hermosos ojos de color azul.





Su colorida mirada que normalmente se asocia a personas caucásicas y en excepciones ocasionales a habitantes provenientes del continente africano, como el caso de Risikat, quien para su mala fortuna ha sufrido de un estigma social por su hermoso ‘’defecto’’.

Su propio esposo, Abdulwaisu Omo Dada, empezó a tratarla de manera distinta cuando supo que sus hijas habían heredado su mismo iris. Esta mujer de origen nigeriano le contó al medio  Punch Newspaper, que nació con esos ojos y se los heredó a sus hijos. Agregando que además nadie de su familia tenia ese ‘’problema’’ y que ella es la primera en haber nacido de esa manera. Sus ojos están completamente sanos y en perfecto estado por lo que no le preocupaba la salud de sus hijos.





Luego de que naciera su primera bebé, la relación entre ella y su esposo cambió, se volvió distante y cuando nació su segunda hija quien resultó con el mismo color de ojos, su esposo simplemente decidió marcharse. Un incidente que se suma a la lista de discriminaciones recibidas en su vida, ya que sus padres fueron obligados a llevarla a un medico por su condición y luego las autoridades de la escuela donde estudiaba pedía pruebas constantes de salud para Risikat, para asegurare de que su familia no tenía los mismo ojos.





Risikat vive actualmente con sus padres y su único deseo es criar a sus hijas bien. Su primera hija tiene 5 años de edad, aunque era gemela su hermana falleció por falta de atención médica. Su caso fue visibilizado por una estudiante de universidad llamada Alabi Rukayat Oyindamola, con la intención de generar conciencia sobre los problemas que enfrentan las personas como Risikat por esta rara condición genética.

De hecho un estudio realizado por la Universidad de Copenhague, que los ojos azules en personas africanas se originaron en la costa noreste del Mar Negro.