Skip to content

Vogue cambia a sus modelos de portada por mujeres con trabajos comunes

El resultado es simplemente inspirador y humano.

Todos estamos acostumbrados a ver en las portadas de las revistas a modelos o actrices las cuales posan y roban la cámara de una forma espectacular, mostrando su belleza y hablando de su próxima película o proyecto, pero esta vez Vogue nos sorprendió a todos con su increíble giro.

Y es que decidió homenajear a todas las mujeres que salen de manera diaria, durante la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19, para que el resto del mundo pueda continuar con una vida normal y sin preocupaciones.

La intención de Vogue Reino Unido, es celebrar la labor de todas las mujeres que incanzablemente trabajan de manera continua durante el confinamiento, por lo que eligió a tres mujeres para representar la portada de su revista a partir de julio.

#1 Narguis Horsford, conductora de tren subterráneo.





Narguis ha trabajado como conductora de tren por diez años, vive sola en Bounds Green, al norte de Londres, y a diferencia de lo que muchas chicas creerían, ella ama su trabajo y ha creado una rutina de forma que todo sea bueno en su día a día.

‘’Conduzco dos rutas, de Stratford a Richmond/Clapham Junction, y de Gospel Oak a Barking. Trato de dormir lo mejor posible por las noches y preparar mi uniforme para no tener prisas cuando despierte.

Suelo levantarme muy temprano, a veces sobre la 1:30 de la mañana, para poder llegar a tiempo a mi estación. Veo las noticias para saber si el clima puede afectar mi ruta.

Cada jornada es diferente a pesar de recorrer el mismo camino, nunca tienes los mismos pasajeros y siempre me mantengo concentrada en el camino, y preparada para reaccionar ante cualquier situación’’.

—Narguis Horsford, conductora de tren subterráneo

Gracias a su trabajo, cientos de personas llegan seguras a casa y a su trabajo durante todo el día, y es de gran valor, pues a pesar de tener una familia que la quisiera a salvo, ella es consiente que debe aportar su granito de arena.

#2 Rachel Milla, Obstetra.





Rachel trabaja como médico obstetra en el Hospital Homerton, al este de Londres, y ama todo acerca sobre los bebés y su llegada; es por ello que continúa trabajando en el hospital a pesar de la contingencia, pues sabe bien que los nacimientos de los pequeños no se detienen a pesar de la pandemia.

‘’Cada semana es diferente, puedo estar cubriendo horarios nocturnos en el área de obstetricia, ayudar a las mujeres que acuden a sus citas médicas mensuales o acudir a la casa del paciente para el nacimiento de los bebés; son jornadas de 8:00 de la mañana a 8:00 de la noche.

Uno de los momentos más difíciles para mí fue cuando robaron mi bicicleta, cuando todo comenzó decidí comenzar a usarla como medio de transporte sobre todo para evitar el transporte público, pues podría ser un riesgo para mis pacientes que pertenecen a un grupo de riesgo alto’’.

—Rachel Millar, obstetra

Rachel además de amar a los bebés ama todo lo relacionado con viajar y correr maratones, y es gracias a ella que muchos pequeños recién nacidos tienen la atención médica que se ha necesitado durante estos meses.

#3 Ansia Omar, asistente de supermercado.





Anisa tiene 21 años y ha trabajado como asistente de supermercado en la estación de King’s Cross de Londres durante un año, vive en Islington con sus padres y sus tres hermanos, y cursa el segundo año de la carrera de Administración de Empresas.

‘’Cuando comencé a trabajar era cajera, pero ahora soy la encargada de recibir los pedidos de Rapi, que es un servicio mediante una aplicación en la que puedes ordenar lo que necesites. Yo preparo los pedidos y los entrego al repartidor para que él pueda llevarlos a su destino.

Cuando la contingencia comenzó supe que tenía que continuar trabajando, pues muchas personas lo dejarían de hacer, pero yo podía ayudarlas y hacer algo por ellas, es por eso que continué viniendo al trabajo. Claro que hay ansiedad, pero esa recompensa de saber que haces las cosas bien vale la pena’’.

—Anisa Omar, asistente de supermercado





¿En alguna ocasión has notado la importancia de esos empleos? Sin trabajadoras como Anisa nuestras despensas estarían vacías, pero gracias a su esfuerzo no es así, de forma que tenemos mucho que agradecer.

La labor de cada una de estas mujeres es muy diferente, y por eso mismo es que su presencia en el trabajo es importante, pues sin ellas gran parte de la ciudadanía se vería afectada tratando de llevar una vida “normal” en medio de esta contingencia.

¡Gracias Vogue por mostrarnos lo fuerte que somos todas las mujeres en cualquier parte del mundo!

CC: okchicas.com