Skip to content

Albinismo y heterocromía conjugados en una misma persona causan una belleza inusual

Amina Ependieva es una chica que ha cautivado al mundo con sus extrañas condiciones genéticas.

Una niña rusa de 11 años es admirada por su extraordinaria belleza. Su nombre es Amina Ependevia y muchas personas consideran que su rostro es una obra de arte.

Amina fue diagnosticada con dos condiciones genéticas raras: albinismo, una mutación genética que causa que carezca del pigmento de melanina que hace que su piel y cabello sean extremadamente blancos, y heterocromía, lo que causa que el color de iris de un ojo sea de un color distinto al del iris del otro ojo.





Ependieva nació el 11 de diciembre de 2008 en Grozny, la capital de Chechenia, Rusia. En su localidad es una persona muy conocida gracias a su impresionante belleza.

Una sesión fotográfica realizada por Amina Arkasova fue publicada en su página de Instagram donde muestra la inusual belleza de la pequeña.





Generalmente las personas con albinismo sueles tener los ojos claros, azules, morados o incluso rojos, derivado de la falta de melanina. En el caso de Amina, su albinismo se combinó con heterocromía por lo que el resultado es que tiene un ojo color azul y uno café.

Amina es un ejemplo de que nuestras diferencias nos hacen únicos y bellos.