Skip to content

Buceador descubre una espada de 900 años en el fondo marino de Israel

“La espada, que se ha conservado en perfectas condiciones, es un hallazgo hermoso y raro y evidentemente perteneció a un caballero cruzado”, precisó un funcionario de la Autoridad de Antigüedades de Israel. 

Sholomi Katzin es un buceador israelita y mientras realizaba una inmersión en la costa Carmel del Mar Mediterráneo encontró por casualidad varios artefactos antiguos que logró grabar con su cámara submarina y tras inspeccionarlas un poco más descubrió que se trataba de antiguas anclas de piedra, fragmentos de cerámica y una impresionante espada de unos 130 centímetros de largo.





 

Una vez que el buzo sacó la espada, contactó a la Autoridad de Antigüedades de Israel para entregarla y posteriormente recibió un certificado de reconocimiento por su buen accionar como ciudadano. Además, según informó Nir Distelfeld, inspector del Departamento de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, se trata de una auténtica espada cruzada de 900 años que se ha logrado conservar durante todo este tiempo.

“La espada, que se ha conservado en perfectas condiciones, es un hallazgo hermoso y raro y evidentemente perteneció a un caballero cruzado. Se encontró incrustado con organismos marinos, pero aparentemente está hecha de hierro…. Es emocionante encontrar un objeto tan personal, que te lleva 900 años atrás en el tiempo a una era diferente con caballeros, armaduras y espadas”, precisó en un comunicado.





 

Adicionalmente, los expertos manifestaron que esta espada cruzada y los demás artefactos encontrados en la costa Carmel de Israel por el buzo Sholomi Katzin, fueron hallados gracias a las arenas movedizas en el fondo del océano pero también se ha sugerido que este sitio servía de refugio a los antiguos marinos.

Por otra parte, Kobi Sharvit, director de la Unidad de Arqueología Marina de la Autoridad de Antigüedades de Israel precisó que “estas condiciones han atraído a los barcos mercantes a lo largo de los siglos, dejando tras de sí ricos hallazgos arqueológicos. La costa de Carmel contiene muchas calas naturales que proporcionan refugio a los barcos antiguos durante una tormenta, y calas más grandes alrededor de las cuales se desarrollaron asentamientos enteros y antiguas ciudades portuarias”, explicó.





 

Finalmente, Sharvit manifestó que en los últimos años varios nadadores y buceadores recreativos se han interesado en los descubrimientos de hallazgos antiguos en esa zona de la costa de Israel ya que “incluso la tormenta más pequeña mueve la arena y revela áreas nuevas en el lecho marino, mientras que entierra otras”

Además, el funcionario recalcó que “es de vital importancia informar sobre tales hallazgos y siempre tratamos de documentarlos in situ, para recuperar la mayor cantidad de datos arqueológicos posible”.