Skip to content

Esta ciclovía está cubierta por paneles solares y está en medio de una autopista de 32 km

Sin duda esta iniciativa ecológica mata varios pájaros de un tiro.

Afortunadamente son más los gobiernos y empresas que empiezan a moverse en la dirección de las energías renovables. Los paneles solares y las turbinas eólicas son cada vez más habituales en todo el mundo. La cuestión en muchos casos es ¿dónde instalar todos esos paneles y molinos?

La respuesta en Corea del Sur es de lo más interesante, pues han hecho cubrir la parte central de una autopista de 32 km de largo por paneles solares, creando bajo ellos un carril para bicicletas.





La idea es buena en más de un sentido. Por un lado, las autopistas suelen estar situadas en lugares abiertos sin obstáculos que detengan los rayos solares, así que se aseguran una buena cantidad de luz solar diariamente.

Por otro lado, el carril para ciclistas es un aliciente para que muchos decidan mover las piernas en lugar de utilizar el auto. Encima de todo, los que circulen por el carril central tienen sombra asegurada gracias a los paneles solares así que evitan el calor e incluso la lluvia; sin mencionar que el carril central esta protegido en ambos extremos con barreras en caso de colisiones.





Los paneles solares además ofrecen suficiente energía solar como para alimentar las farolas y demás dispositivos electrónicos como carteles luminosos que pueden encontrarse por el camino, además de alimentar estaciones de carga para vehículos eléctricos que se encuentran distribuidos por la autopista.

A pesar de la gran idea, no todos están satisfechos con la idea, y eso incluye a muchos ciclistas. Según argumentan, los ciclistas estarían pedaleando rodeados de ruido y contaminación, así que sugieren que la idea debería de haberse desplazado a otra zona con menos vehículos de motor.





¿Qué opinas de esta iniciativa?