Skip to content

Esta perrita fue criada con gatos y actúa como uno

“Le gusta acostarse y mirar a las personas juzgándolas en silencio todo el día”.

Aunque la mayoría de las personas tienen la percepción de que los perros y los gatos no se llevan bien, en muchas ocasiones cuando estas especies conviven en la misma casa pueden llegar a tener excelentes relaciones e incluso pueden influenciar en ciertas actitudes y comportamientos que son propios de una especie.

Un ejemplo de esto, ocurrió con una perrita llamada Tally que fue adoptada por una persona cuyo usuario en Reddit es Dong_of_justice y fue quien compartió la historia del peculiar comportamiento de su mascota. Y es que antes de que él la adoptara, la perrita convivió en una casa en la que fue criada junto a gatos y por esto “ella piensa que es un gato” y relató que nuestro perro-gato orinaba en el piso cuando hacíamos algo mal. También tenía la habilidad de encontrar los mejores-peores lugares para hacerlo (es decir en alfombras, tapetes, etc). También se sienta como un gato con los brazos y piernas metidos debajo de ella”.





 

El dueño de la perrita explicó en su cuenta de Reddit que ella es una mezcla de Husky, Malamute de Alaska y algo más, y aunque Tally tiene características físicas y de comportamiento de los malamute, su personalidad está principalmente marcada por la convivencia que tuvo con gatos en sus primeros meses de vida.

Adicionalmente, el usuario presentó a su perrita a quien adoptó cuando tenía 2 años de edad y explicó que también la apodan ‘Tao Tao’ que en chino significa traviesa, lo cual es muy apropiado para su perrita, ya que es muy curiosa y “le encanta meterse dentro de cajas y meterse en problemas al menos una vez al día”. 





 

Además, el usuario comentó que disfruta tumbarse “observando a las personas juzgándolas en silencio todo el día” y aunque en ocasiones se acuesta boca arriba mostrando su barriga, al igual que la mayoría de los gatos, detesta que la acaricien en esa parte del cuerpo.