Skip to content

Este asilo parece normal por fuera, pero por dentro es una ciudad de los años 40

Este lugar es una cápsula de tiempo que ayuda especialmente a los adultos con Alzheimer. 

Este peculiar asilo ubicado en Ohio, EE. UU., está diseñado de forma que el interior parezca una ciudad con pequeñas casas que se dirigen a un campo de golf exterior. La mini ciudad cuenta con muchos detalles, entre los que destaca el patrón de colores típicos de una fachada de los años 40.





En el techo están instalados tragaluces para que la luz natural pueda entrar al edificio durante el día. El suelo está pintado en diferentes tonalidades de verde para dar la apariencia de que es césped y un equipo de sonido instalado en el asilo reproduce diferentes sonidos de la naturaleza como los cantos de pájaros.

“Todo lo que se ve aquí, incluyendo los colores de las paredes, tienen un beneficio terapéutico”, explican los administradores del lugar.





Los diseñadores quisieron construir un entorno el cual redujera la ansiedad, el enfado y la depresión en los habitantes del asilo.

Durante el día, los ancianos pueden realizar diferentes actividades en talleres ubicados dentro del lugar, los cuales les ayudan a volver a aprender y a retener habilidades.





Este ambiente recrea las experiencias y sentimientos que los pacientes con Alzheimer sintieron en algún momento de su vida. El objetivo es reducir la progresión de esta terrible enfermedad.