Skip to content

Este profesor cocinó recetas de hace casi 4,000 años y comparte su aspecto y sabor

Parece que estos platillos son las recetas más antiguas que existen y han sorprendido a miles en Internet. 

La cuarentena ha hecho que nuestro instinto de chef se despierte. El Internet nos puede facilitar miles de recetas que podemos intentar en nuestras cocinas. 

Bill Sutherland también estaba ocupado en la cocina, pero él estaba realizando un proyecto completamente diferente. Este profesor de biología de la Universidad de Cambridge se preparó y cocinó platillos muy intrincados cuya receta estaba tallada en una antigua tablilla mesopotámica. Platos como guiso de cordero y caldo elamita datan de hace 3,770 años.





Bill mostró en sus redes sociales la experiencia de cocinar estos platillos, su apariencia y su sabor. 

Bill supo sobre estas recetas gracias al doctor Moudhy Al-Rashid, que es un experto en la cultura mesopotámica. 





Esta cena de Bill consistió en cuatro complicados platos y una hogaza. “Requirió una hora planearlo y un par de horas cocinarlo,” dijo Bill. Pero no esperaba que tantos se interesaran en su peculiar hilo. “Por ahora lo han visto 3,7 millones de personas,” dice incrédulo. 

Guiso de cordero. Se usa carne. Preparas agua. Añades grasa. Añades sal fina, tortas de cebada seca, cebolla, chalote persa y leche. Aplastas y añades puerro y ajo.





Bill dice que las instrucciones eran “increíblemente simples y desconcertantes. No freí la cebolla y el ajo que iban encima porque no lo ponía en la receta. También añadí las migas de masa fermentada y luego lo horneé para que fuera como un crumble, pero quizá era para usarse para espesar la salsa.”

Tuh’u. Se usa carne de pierna. Preparas agua. Añades grasa. Lo abrasas. Añades sal, cerveza, cebolla, rúcula, cilantro, chalote persa, comino y remolacha, y mueles puerro y ajo. Echar cilantro por encima, añadiendo kurrat y cilantro fresco.





De acuerdo con la experiencia de Bill, las recetas eran fáciles de preparar y piensa que no las considerarías raras si te las sirvieran. Su favorito fue el guiso de cordero con los panes de cebada. 

Unwinding. No se usa carne. Preparas agua. Añades grasa. Añades kurrat, cilantro, cuanta sal desees, puerro, ajo. Mueles masa fermentada seca, la tamizas y la esparces sobre la olla antes de remover.





Caldo elamita. No se usa carne. Preparas agua. Añades grasa. Eneldo, kurrat, cilantro, puerro y ajo mezclados con sangre, la cantidad correspondiente de leche agria y más ajo. El nombre original de este plato es Zukanda.