Skip to content

Estudio confirma que los ‘parpadeos lentos’ realmente funcionan para comunicarse con los gatos

¡Ahora puedes ponerlo a prueba con tu gato!

Un estudio liderado por Tasmin Humphrey del Grupo de Investigación en Comunicación y Cognición de Mamíferos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sussex en Reino Unido, analizó el papel de los movimientos de estrechamiento de ojos de los gatos, en la comunicación entre humanos y gatos.

Y es que durante mucho tiempo se tuvo evidencia anecdótica entre las personas dueñas de gatos, que habían notado que cuando sus mininos están relajados, en muchas ocasiones ellos observan a sus familias humanas y cierran parcialmente sus ojos. Y según los expertos, este comportamiento es en realidad la forma que tienen los gatos para sonreír a los humanos, tal como lo hacemos nosotros mostrando los dientes. 





 

Ante esto, el estudio ayudó a confirmar que una buena forma de interactuar con los gatos, es sonriéndoles de la misma manera en que ellos lo hacen con nosotros y para esto, los expertos del estudio de la Universidad de Sussex, diseñaron dos experimentos para analizar la reacción de los gatos, cuando los humanos les parpadeaban lentamente.

El primer experimento contó con 21 gatos de 14 hogares diferentes en la que sus dueños debían de parpadearles lentamente siguiendo las instrucciones de los investigadores: tenían que esperar a que los gatos se acomoden en alguna parte de la casa y cuando notaran que estaban cómodos en su entorno familiar, los dueños tenían que acercarse a ellos dejando un metro de distancia y en cuanto sus gatos los miraran, tenían que hacer el parpadeo lento.

De esta manera, los investigadores captaron en videocámara la cara del dueño y la del gato y posteriormente los resultados fueron comparados con la forma en que los gatos parpadean cuando no tienen interacción humana. El estudio concluyó que hay altas probabilidades de que los gatos respondan la ‘sonrisa’ de sus dueños, parpadeando lentamente, cuando ellos se acercaban de esa manera mostrándose amistosos y abiertos a la interacción.





 

El segundo experimento incluyó a 24 gatos de ocho hogares diferentes y en esa ocasión, fueron los investigadores quienes realizaron los parpadeos lentos a los mininos. Primero se encargaron de captar en video la reacción de los gatos respondiendo a una condición de no parpadear, en la que los humanos los observaban pero no les parpadeaban lentamente.

Después de esa grabación, los investigadores hicieron el mismo proceso que en el primer experimento parpadeándoles lento cuando los gatos estaban relajados y además les extendieron una mano. Este segundo experimento dejó resultados interesantes ya que aunque los investigadores eran extraños para los gatos, al realizar el parpadeo lento los mininos también les parpadeaban y adicionalmente se mostraban interesados en la mano de los humanos.

En una entrevista con Science Alert la Psicóloga Karen McComb de la Universidad de Sussex comentó al respecto: “Al haber estudiado el comportamiento animal y ser dueña de un gato, es genial poder demostrar que los gatos y los humanos pueden comunicarse de esta manera. Es algo que muchos dueños de gatos ya habían sospechado, por lo que es emocionante haber encontrado evidencia de ello”.





 

Además la Psicóloga alentó a qué otras personas prueben este experimento: “Es algo que puedes hacer tú mismo con tu propio gato en casa, o con gatos que encuentres en la calle. Es una excelente manera de mejorar el vínculo que tienes con los gatos. Intenta entrecerrar los ojos hacia ellos como lo harías con una sonrisa relajada, seguido de cerrar los ojos durante un par de segundos. Verás que ellos responden de la misma manera y pueden iniciar una especie de conversación”.