Skip to content

Gemelos nacieron con tonos de piel opuestos

Son diferentes por fuera, pero iguales por dentro.

Todos los bebés son hermosos. Algunos son grandes, otros pequeños, delgados y más corpulentos. Pero eso no importa en lo absoluto, pues como suelen decir los padres, lo importante es que ‘’lleguen sanos’’. Y no era de esperar menos, pues estos pequeños son un claro ejemplo de que incluso los gemelos pueden tener diferencias pero para sus padres son iguales y más especiales que cualquier pareja de pequeños.

Estos curiosos gemelos nacieron con la particularidad de que sus tonos de piel son opuestos. Kanis tiene la piel oscura, igual que sus padres, pero Kachi nació con albinismo. Son verdaderamente únicos y, aunque son diferentes por fuera, son iguales por dentro.





La fotógrafa nigeriana-canadiense Judith Nwokocha es la madre de estos bellos hermanos. Kamis y Kachi son como cualquier otro par de gemelos, sin embargo su piel es lo que los ha hecho destacar de entre todos.

Afortunadamente ambos nacieron sanos y sin complicaciones, eran simplemente perfectos. Una pareja dispareja, pensando en su tono de piel pero eso no era un problema para su madre.

Ella misma ha dicho que su hija luce exactamente igual a ella, exceptuando el color de piel.





‘’Me tomó un tiempo darme cuenta de que iba a criar a una niña albina. Estaba realmente preocupada por lo que la gente pudiera decir, no es algo muy habitual tener un albino y un bebé negro. También estaba triste, me preocupaba cómo iba a pasar por la sociedad, cómo la tratarían las personas’’.

Sin embargo, esos miedos se convirtieron en una gran fortaleza. Ellos ni siquiera notan la diferencia en el color de piel, por lo que no implica un conflicto.

Además, su estilo único e incomparable los ha lanzada a la fama a través de su cuenta de Instagram en donde tienen casi más de 6 mil seguidores. Allí publican todas sus travesuras y bellas fotografías.









Son unos hermanos muy felices y bellos. Ellos lo saben y la gente que los sigue también. Sin duda crecerán juntos y sanos, queriéndose como cualquier par de gemelos.