Skip to content

Esta isla caribeña se convertirá en la primera nación a prueba de huracanes

Pero ¿cómo un lugar costero puede evitar los desastres naturales?

Los huracanes se forman en los océanos y son fenómenos climáticos naturales que pueden causar una gran destrucción a su paso. Además son fenómenos que han estado ocurriendo con mayor frecuencia debido al calentamiento global. Cada año un huracán devasta las islas del Caribe, destruyendo y llevándose la vida y hogares de muchas personas. Sin embargo el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, decidió crear un audaz plan para hacer que su nación fuera la primera a prueba de huracanes en el mundo.





Todo comenzó en 2017, luego de que el huracán María destruyera alrededor del 90% de la pequeña isla, incluso más pequeña que la vecina República Dominicana. Luego, durante la asamblea general de la ONU, Skerrit solicitó fondos para ayudar a crear una nación que pudiera soportar físicamente tormentas severas, como económicamente. ‘’En el pasado, nos estábamos preparando para una fuerte tormenta al año. Ahora, miles de tormentas  se forman bajo una brisa en el medio del Atlántico y se alinean para golpearnos con la máxima fuerza y furia’’, dijo a la ONU en ese momento.





El plan de Skerrit es crear ciudades con estructuras a prueba de huracanes que no dejen montañas de escombros después de las tormentas y la Agencia de Aplicación de Resistencia Climática (CREAD, por sus siglas en inglés) ya ha comenzado a ponerlo en práctica. El objetivo es construir estructuras que se sostengan en vientos superiores a 150 mph a través de códigos de construcción, plantas de energía geotérmica, un hospital a prueba de huracanes y un sistema de atención médica.

Más que contrucciones.





El proyecto no se limita solo a construcciones resistentes; el primer ministro también tiene la intención de estimular la industria del ecoturismo, una de las principales fuentes de ingresos de Dominica, y prohibir el plástico desechable. Según él, la limpieza de los desechos plásticos y la inserción de productos biodegradables serán fundamentales para la estrategia de ayuda al país.

Desde el comienzo del plan, la economía de la isla creció un 9%, se abrió un hospital y se han creado 500 viviendas nuevas. Hoy descrita como ‘’La isla de la Naturaleza’’, el éxito de la empresa es el mayor incentivo para que el Caribe sea en un futuro próximo, el primer país a prueba de huracanes.