Skip to content

La fruta con más vitamina C que ayuda a combatir los resfriados no es la que estás pensando

Consumir estas frutas ayuda a tener una dieta equilibrada y a subir las defensas del cuerpo. 

La mayoría de las personas consideran que la naranja es la fruta con mayor cantidad de vitamina C, sin embargo el aporte por cada 100 gr de esta fruta, tiene 50 mg de ácido ascórbico, que en comparación con otras frutas es en realidad una cantidad pequeña.

Y al contrario a las creencias de las personas, la fruta con mayor contenido de Vitamina C: ¡Son las guayabas! con 273 mg por cada 100 gr y la siguiente es la grosella negra que tiene 160 mg. 





 

Adicionalmente, algunos vegetales también tienen un contenido alto en vitamina C como el chile rojo (225 mg), el perejil (190 mg), los pimientos rojos (152 mg), el brócoli y las coles de Bruselas con 110 mg cada una. Lo que implica que todas estas frutas y vegetales aportan el doble o el triple en comparación con los cítricos como las naranjas, mandarinas y limones.

De esta manera, lo ideal es cubrir con las cantidades necesarias según la Organización Mundial de la Salud que en el caso de las mujeres es de 75 mg/día y en los hombres 90 mg/día. Estas cuotas pueden ser alcanzadas con una alimentación nutritiva y variada, como recomendó Iñaki Elio, Director académico del Grado de Nutrición de la Universidad Europea del Atlántico en una entrevista con ABC España, en la que recomienda que se consuman vegetales y frutas de temporada con contenidos altos de vitamina C, especialmente en los meses de invierno que los resfriados y gripe son muy comunes.





 

Y aunque los beneficios de la vitamina C en el cuerpo son muchos como la contribución para potenciar el sistema inmunológico, a la síntesis del colágeno, a mejorar la absorción del hierro y a dar una importante carga antioxidante al cuerpo, también puede tener efectos adversos si es que se consumen alimentos o pastillas suplementarias de vitamina C en exceso, ya que al ser hidrosolubles el organismo elimina lo que no necesita a través de la orina y podría provocar cálculos renales de oxalato cálcico.

Sin embargo, si se tiene una dieta equilibrada se pueden alcanzar las cantidades necesarias sin temer a esas consecuencias.





 

Otros puntos a considerar de la vitamina C es que preferiblemente se deben de consumir los alimentos de manera cruda y en el momento que se parten, ya que la absorción es mayor de esta manera para evitar la oxidación.