Skip to content

Mamá osa ‘regaña’ a su chachorro por asomarse por la ventana de una casa

Este curioso oso bebé estaba ‘espiando’ por la ventana de una familia, cuando de repente llegó su mamá para que regrese al bosque. 

Sumer Walser Williams y su esposo viven en Carolina del Norte, Estados Unidos y durante una noche de otoño del 2020, repentinamente escucharon unos ruidos extraños afuera de su casa y para su sorpresa se trataba de un adorable oso bebé que los estaba espiando a través de su ventana.

Al encender las luces, Sumer y su esposo corroboraron impresionados que realmente se trataba de un pequeño oso y en una entrevista con The Dodo mencionaron “Recordamos haber pensado ‘esto es realmente genial'” y es que era una experiencia única que se volvió aún más especial, cuando después de unos segundos ¡Apareció la mamá del oso!





 

La mamá del oso se subió hacia la terraza donde se encontraba su curioso bebé y lo agarró en el acto en la intrusión de su hijo a la ventana de la familia.

El momento fue grabado en video y Sumer enfoca la terraza donde se ve inicialmente al cachorro y cuando aparece la mamá agarrándolo de la cabeza y convenciéndolo para regresar al bosque. 





 

Sumer describió toda la situación como algo increíble pero al mismo tiempo considera que la mamá oso estaba actuando como cualquier madre. Ya que Sumer es mamá de dos niños pequeños y comprende perfectamente esa situación.

“Fue tan fácil de identificar. Esa es mi experiencia diaria con mis propios hijos… Creo que eso es lo que hizo que el video sea tan grandioso. Demostró que algunos aspectos de la crianza de los hijos son uniformes en todas las especies”.

Y agregó que ella se imagina que la mamá del bebé le estaba diciendo “Te he dicho cientos de veces que no molestes a las personas”.

Finalmente, la mamá logró llevar a su bebé al bosque, mientras que Sumer y su esposo quedaron encantados y mantendrán por siempre en su mente esta hermosa experiencia como un gran recuerdo.





 

Sumer además mencionó “Estas visitas son solo recordatorios de que somos tan huéspedes en sus hogares como ellos en los nuestros”.