Skip to content

Niño de 4 años llamó a la policía para “mostrar sus juguetes” y un oficial fue a verlos

“Señora policía… Tengo algunos juguetes para usted”, le dijo el niño a la operadora. “Si bien no alentamos a los niños a que llamen al 111 para mostrarnos sus juguetes, esto fue demasiado lindo para no compartirlo”, explicó la policía.

En teoría, las líneas de emergencia que establecen los países son justamente para eso… emergencias. Sin embargo, en algunas ocasiones los operadores reciben llamadas que no tienen nada que ver con eso e incluso reciben llamadas de personas que les hacen bromas a los policías o de quienes marcan al número de energías sin querer. 

Un ejemplo de esta situación ocurrió con un pequeño niño de 4 años originario de Nueva Zelanda, quien se comunicó accidentalmente con una de las operadoras de emergencia de su ciudad y el curioso acontecimiento fue compartido por la cuenta oficial de Facebook del Southern District Police de Nueva Zelanda.





 

Y es que una de las policías del equipo de emergencias recibió una llamada del niño, quien le dijo que tenía unos juguetes que quería mostrarles a ella y sus compañeros y en la grabación de la llamada se puede escuchar como el pequeño saluda de forma tímida a la operadora y después de unos segundos le dice: “Señora policía ¿Puedo decirle algo? Tengo algunos juguetes para usted”.

Ante esta extraña solicitud, la operadora fue muy paciente con el niño y de inmediato le preguntó un poco confundida: ¿Tienes algunos juguetes para mí?, y posteriormente el pequeño le ratifica que estaba en lo correcto: “Si, ven a verlos”, le dijo el niño.





 

Unos segundos después, la operadora supo que había un error en la llamada puesto que el papá del niño tomó el teléfono y de inmediato se disculpó y explicó que no se había dado cuenta que su hijo había tomado el teléfono y marcado al número 111, que corresponde a la línea de emergencias de Nueva Zelanda.

Sin embargo, la operadora estaba fascinada con la ternura del pequeño niño así que le proporcionó la dirección de su domicilio a sus compañeros policías que estaban cerca de la zona y les dijo a los uniformados que “hay un niño de cuatro años que quiere mostrarle a la policía sus juguetes”.





 

De esta manera, Kurt, uno de los policías que se encontraba en la zona del domicilio llegó hasta la casa y el pequeño muy emocionado le mostró su gran variedad de juguetes y ambos disfrutaron de este tierno momento. Además, el policía aprovechó para explicar al niño acerca del uso responsable del número de emergencias. 

“Si bien no alentamos a los niños a que llamen al 111 para mostrarnos sus juguetes, esto fue demasiado lindo para no compartirlo”, explicaron en la publicación de Facebook.