Skip to content

Niño usa su detector de metales por primera vez y descubre una espada centenaria

El pequeño nunca se imaginó que se encontraría este increíble tesoro. 

Fionntan Hughes, un niño de 10 años originario de Irlanda del Norte, recibió un detector de metales por su cumpleaños en julio y no tardó mucho en salir a probarlo. El pequeño no se imaginaba que la primera vez que lo usaría se encontraría un tesoro enterrado, o más exactamente, los restos de una espada de 300 años enterrada a orillas del río Blackwater cerca de la casa de su familia. 

“Me sentí emocionado, era una espada y estaba aquí. Realmente no esperaba nada demasiado grande”, dijo Fionntan en una entrevista con BBC. 





El niño estaba con su padre, Paul Hughes, y un primo cuando hizo el increíble hallazfo en el condado de Tyrone. Ninguno sabía que un objeto cubierto cubierto de barro que llevaron a casa en realidad era una espada de siglos de antigüedad. 

Philip Spooner, un experto en armas antiguas  declaró: “Es una espada tipo canasta con empuñadura tal cual como la usaron los oficiales y dragones ingleses desde aproximadamente 1720 hasta 1780, o podría ser una empuñadura de canasta escosesa de aproximadamente 1700 a 1850”. 





Después de que la familia Hughes se dio cuenta del valor del objeto que encontraron, se acercaron al curador de arqueología del Museo Nacional de Irlanda del Norte, Greer Ramsey, para identificar mejor la espada. 

“Lo último que quiero es que se quede oxidado en mi garaje, deteriorándose día a día”, comentó Paul Hughes. 

Hasta el momento, el destino de este tesoro permanece incierto pero las autoridades lo determinarán de acuerdo a la Ley del Tesoro del Reino Unido de 1996.