Skip to content

Padre e hija se toman una foto cada año en el mismo lugar durante 40 años

¡Con el tiempo incluso los nietos se unieron a la foto!

Las tradiciones familiares son de las cosas más bonitas que puedes compartir con tus seres queridos ya que es una muestra más del amor que se tienen y una gran opción es coleccionar algo o tomar fotografías para dejar una prueba física de los momentos especiales que pasan juntos. Esto lo tiene muy claro Hua Yunqing, un papá originario de China que decidió emprender la misión de coleccionar momentos cada año y tomarse una foto con su hija desde su nacimiento hasta su adultez. Yunqing comenzó esta tradición con su hija en 1980 cuando se tomaron una fotografía juntos y a partir de ese momento, cada año vuelven al mismo lugar y se toman una foto nueva.

Hua solo tenía 27 años cuando se tomó la primera foto con su hija, sin embargo al inicio no tenía planes de convertirla en una tradición pero una vez que vio la imagen decidió volver al mismo lugar un año después y repetirla.





 

Las imágenes muestran el crecimiento de su pequeña a lo largo de los años.

Sus recuerdos comenzaron a tener color conforme las cámaras evolucionaron:





 

Han pasado tantos años y ellos siguen sonriendo.

Gracias a sus recuerdos podemos ver cómo se vestían y peinaban en aquellos años.





 

Empezaron a notarse algunos cambios.

Juntos entraron a un nuevo milenio.





 

Ese lugar guardará recuerdos de más de 40 años.

No cabe duda que los hijos crecen demasiado rápido.





 

En 2008 nació la primera nieta quien se unió a la tradición de su madre y su abuelo.

De pronto las fotografías comenzaron a tener 4 miembros. Nació la segunda nieta y la tradición continúa.

¿Qué te parece la tierna tradición de esta familia? ¿Harías algo así? Deja tu opinión en los comentarios y ¡comparte!