Skip to content

Ahora puedes tener una playa en tu propia casa

Ahora puedes tener una playa en tu propia casa-NATION

Estas nuevas piscina usan arena y harán de tu hogar un paraíso tropical.

¿Te gustaría tener una playa en tu propia casa? Ahora es posible y no importa si es verano o no, con este ingenioso diseño puedes vivir el sueño de una playa paradisíaca con solo salir a tu patio.

Gracias a la tecnología, ahora puedes disfrutar de piscinas que se convierten en auténticas playas. Las características que destacan en estas nuevas piscinas de arena natural son muchas.

Ahora puedes tener una playa en tu propia casa-NATION





Principalmente son elementos innovadores que no invaden al medio ambiente, por lo que puedes instalarlas de manera armónica y sin necesidad de emplear ningún tipo de hormigón armado.

Además son ideales para darle un toque especial a tu hogar. Los elementos con los que están construidas son realmente innovadores y crean un flujo de bienestar y buen ambiente. Las playas artificiales están rodeadas de rocas, por que es realmente fácil mantenerlas limpias. Se fabrican con materiales distintos a la arena compacta o el hormigón gunitado.

Ahora puedes tener una playa en tu propia casa-NATION





La piscina se adapta a la perfección a los espacios y sólo requiere de 30 días para instalarse por completo y transformar tu casa en un rincón caribeño.

Los cuidados son iguales a los de una piscina tradicional, por lo que no requiere esfuerzos extra. No necesitas colocar escaleras pues al imitar a las playas solo hace falta caminar para adentrarte; de esta forma es más segura para los niños, adultos mayores y personas con movilidad reducida.

¿Cómo se realizan?

Ahora puedes tener una playa en tu propia casa-NATION





Lo mejor de este tipo de piscinas es que son realmente resistentes, soportan muy bien la intemperie y son antiderrapantes tanto cuando están secas como cuando la arena esta mojada.

Las piscinas también tienen un grado de flexibilidad alto, ayudando a evitar cualquier tipo de agrietamiento. Son agradables al tacto y no poseen acumulación térmica, así que la superficie estará bien aunque estén a pleno sol.

Así que si tienes una alberca o un espacio disponible para transformarlo en un paraíso no lo pienses más.