Skip to content

Bolivianos se unen para limpiar la basura del lago Uru Uru

Autoridades y voluntarios fueron juntos para empezar un proceso de limpieza de este importante lago.

Tras 10 años de contaminación en el lago Uru Uru ubicado en la zona aledaña del departamento Oruro a aproximadamente 200 kilómetros de la ciudad de La Paz, cientos de personas se reunieron para recoger la basura que se ha ido acumulando en esta zona con el propósito de intentar contrarrestar la contaminación.






La limpieza del lago empezó en abril del 2021 y contó con aproximadamente 500 personas entre policías, funcionarios de la alcaldía de Oruro y voluntarios, quienes llevaron diversas herramientas para recolectar la basura acumulada. Al respecto, la señora Arminda Choque quien habita en una zona cercana al lago, mencionó en una entrevista con el medio The Associated Press: “Me siento feliz, contenta de que realmente la población esté respondiendo al llamado, al auxilio de nuestro lago Uru Uru”.

Por su parte, el alcalde electo de la localidad de Oruro, Aldhemar Wilcarani Morales, mencionó que este proyecto está en una etapa inicial ya que han empezado con una limpieza superficial y manifestó que “más adelante haremos un plan de mitigación ambiental para recuperar el lago Uru Uru”.






Y es que lamentablemente, el lago Uru Uru ha sufrido grandes afectaciones por la contaminación y acumulación de basura durante los últimos 10 años y se estima que la basura actualmente cubre al menos un kilómetro del lago. Ante esto, las autoridades locales empezaron a enfocarse en un proceso para limpiarlo y según sus estimaciones iniciales, esperan recoger más de 10 toneladas de basura, tal como lo mencionó Alex Alfaro, Coronel de la Policía de Oruro.

Las acciones de las autoridades han sido aplaudidas por la comunidad local y también por diversas organizaciones ambientales como el Centro de Ecología y Pueblos Andinos y la Escuela de Líderes Ambientales, cuya portavoz, Limbert Sánchez, mencionó en una comunicado con el medio AP que “Es muy importante esta limpieza, pero todavía faltan muchas más acciones”. Ya que además de la basura que ha contaminado el lago, ahí también desembocan aguas residuales y desechos de empresas mineras pequeñas.






Limbert Sánchez precisó que “hace falta que la mina cercana no eche el agua ácida directamente y también se eviten las aguas residuales” puesto que según varios estudios, en el lago se han encontrado varios minerales pesados con niveles superiores de los permitidos.

Finalmente, el alcalde electo de Oruro manifestó que durante su mandato tendrá como “tarea urgente el proyecto de una planta de residuos sólidos para recuperar el agua y vamos a tener que recurrir a la comunidad internacional”.