Skip to content

Bosque de vida: el primer cementerio ecológico donde los fallecidos se transforman en árboles

Este jardín conmemorativo ofrece una experiencia única a aquellos que deseen utilizar una urna biodegradable para darle vida a un árbol.

La empresa Bios quiere transformar los cementerios en bosques con urnas biodegradables diseñadas para convertir las cenizas de las personas en árboles.

Después de más de 20 años siendo pioneros con esta idea, han abierto “Le Boisé de Vie”, traducido como “un bosque de vida” en Quebec Canadá. El Cementerio Católico de Granby habilitó parte de su terreno para plantar estas urnas y está abierto a todo el público que desee esta experiencia única.





Este lugar ofrecd la posibilidad de experimentar una celebración íntima entre familiares y amigos para despedirse de un ser querido. Las familias pueden crear una celebración personalizada, para luego ir al lugar de plantación.

“Después del día del entierro, a menudo vemos que las familias regresan para visitar a los fallecidos y cuidar su árbol quitando las hojas muertas o adornándolo según las estaciones y los diferentes festivos del año. Varios han testificado que les gusta mucho ver crecer también a los otros árboles pequeños alrededor. La meditación en el arbolado es mucho más cálida y natural que en una lápida según ellos”, declaró Elyse, la directora del cementerio.





En conjunto con el cementerio, Bios decidió crear ‘Boisé de Vie’ por varias razones: principalmente para responder a la conciencia ecológica y al interés de las personas en esta forma de hacer las cosas, garantizar la sostenibilidad del bosque y es una alternativa más natural y personal.

La familia o la persona en cuestión pueden elegir entre varias especies de árboles como: roble, gingko, lila, hortensia, arce azucarero, manzano silvestre, arándano rojo y arce amur. Los trabajadores del cementerio se encargan de cuidar a los árboles siguiendo los consejos de un horticultor, aunque también las familias se pueden hacer cargo de sus seres queridos.





De igual manera, este lugar proporciona la posibilidad de plantar 9 miembros de la misma familia en un lote. El primer árbol se planta en el centro. El resto se plantarían alrededor del árbol central y así alimentarán las raíces del árbol a su vez, convirtiéndose así en un árbol genealógico.

Actualmente, este bosque de vida puede contener alrededor de 75 árboles pero esperan ampliar el terreno y expandirse a otros lugares para ofrecer esta opción única.