Skip to content

Durante el 2020 Europa creó más energía a partir de fuentes renovables que por combustibles fósiles

Un importante avance para un mundo más sustentable.

Recientemente la Unión Europea publicó un informe muy alentador en el que detallan que por primera vez en el año 2020 lograron generar mayor energía a través de alternativas renovables gracias al uso de la energía eólica, solar, hidroeléctrica y de biomasa, cubriendo un 38% de la demanda de electricidad de la UE, mientras que la energía generada por combustibles fósiles alcanzó el 37%.





 

De esta manera, los expertos esperan que en los próximos años las fuentes de energía renovables se implementen con más frecuencia, ya que aunque en la actualidad van codo a codo con la energía por combustibles fósiles, el desarrollo y ampliación de generación de energía renovables tiene mucho potencial en la Unión Europea para alcanzar sus objetivos de sustentabilidad.

Adicionalmente, los analistas de energía mencionaron que este importante cambio se logró principalmente por el rápido desarrollo y aplicación de la energía solar y eólica lo que generó un declive del carbón en un 20% durante el año 2020 y aunque es una disminución considerable, la Unión Europea aún tiene un camino largo por recorrer para llegar a las metas climáticas. 





 

Según las estimaciones de los analistas, en los próximos 9 años se deberá triplicar el crecimiento solar y eólico para alcanzar los objetivos climáticos. Dave Jones, analista de electricidad senior de Ember comentó al respecto: “Es significativo que Europa haya alcanzado este momento histórico al comienzo de una década de acción global. Europa confía en la energía eólica y solar para garantizar no sólo la eliminación gradual del carbón para el 2030, sino también para eliminar la generación de gas, reemplazar las centrales nucleares en cierre y satisfacer la creciente demanda de electricidad de los automóviles eléctricos, bombas de calor y electrolizadores”.





 

Los autores del informe del 2020 también mencionaron que desde el año 2015 el carbón ha tenido una disminución en su uso, lo cual ha generado que la electricidad de Europa sea un 29% más limpia, principalmente por la obtención de energía eólica y solar. Y es que Europa está a la vanguardia, generando casi un tercio de la capacidad eólica total del mundo y en el 2020 este tipo de energía renovable aumentó en un 9%, gracias al crecimiento de energía eólica en Suecia, Bélgica y Países Bajos. Adicionalmente, los expertos mencionaron que la energía solar tuvo un incremento del 15% durante el 2020.

Sin duda, un reporte muy positivo y alentador para continuar con los esfuerzos para alcanzar un mundo más sustentable.