Skip to content

En Medellín transformaron un enorme basural en el mejor jardín de toda la ciudad

El proyecto “Moravia florece para la vida” cambió por completo el basural que acumulaba 1.5 millones de toneladas de basura. 

Durante décadas el cerro de Moravia en Medellín, Colombia había sido utilizado como un enorme basural y desde los años ochentas un gran asentamiento humano se estableció ahí para trabajar de manera informal en el reciclaje de materiales, puesto que existían alrededor de 1.5 millones de toneladas de basura apiladas en un espacio de 35 metros de altura. 

Lamentablemente, está situación generó un conflicto ambiental y social muy grave en Medellín por la degradación del terreno, el hacinamiento y por la complicada gestión de los lixiviados, lo que llevó al gobierno colombiano a declarar al cerro de Moravia como de calamidad pública.





 

Ante la situación el gobierno desarrolló un proyecto llamado “Moravia florece para la vida” que obtuvo una inversión inicial de $900.000 USD enfocados en la recuperación del cerro a través del desarrollo centrado en tres ejes principales: el medioambiental, el social y el económico.

Para este proyecto se emplearon dos técnicas para descontaminar la zona: la fitorremediación, en la cual se utilizan plantas nativas para que estas ayuden a absorber, metabolizar o estabilizar los contaminantes del suelo, aire, agua y sedimentos que están llenos de metales pesados, compuestos orgánicos y en muchas ocasiones también compuestos derivados del petróleo y metales radioactivos, y la segunda técnica empleada fue la biorremediación, en la cual utilizan organismos vivos (microbios) para la eliminación de contaminantes del suelo y agua.





 

Por otra parte, también elaboraron plantas para el tratamiento de aguas residuales y además el proyecto incluye dos cooperativas de jardineros, cuenta con dos invernaderos, una bonita decoración con 72 especies de plantas diferentes para el paisajismo del lugar y un corredor del arte y la memoria, para recordar todo el proceso de transformación del cerro de Moravia. 






De esta manera, el magnífico proyecto “Moravia florece para la vida” no sólo transformó el lugar, sino que también ha generado más de 200 empleos y en la actualidad el cerro de Moravia cuenta con 30.000 m2 de jardines para la producción comercial de flores.  

Sin duda un magnífico ejemplo de cómo transformar por completo la degradación ambiental y social, en un espacio donde ahora predomina el bienestar del ambiente y de los ciudadanos.