Skip to content

Holanda convierte 316 paradas de autobús en refugios para abejas

La cuarta ciudad más poblada de Holanda, implementó techos verdes en sus paradas de autobuses para ayudar a los insectos polinizadores.

Las autoridades de Utrecht, una ciudad ubicada en el centro de Países Bajos, han optado por implementar una creativa solución para ayudar al medio ambiente en los entornos urbanos, a través de la transformación de paradas de autobuses en estaciones ecológicas, para crear espacios verdes que benefician a las abejas, mariposas y otros polinizadores.






La implementación de los techos verdes cubiertos de plantas se realizó en 316 paradas de autobús de la ciudad, donde también se colocó iluminación LED y asientos de bambú, mientras que en otras 96 paradas de Utrecht, las autoridades colocaron paneles solares. 

De esta manera, la ciudad busca proteger la biodiversidad creando refugios para insectos polinizadores, así como beneficiarse de la capacidad de almacenar agua de lluvia en los techos verdes, lo cual también ayuda a regular la temperatura y a capturar partículas de polvo.






El proyecto de Utrecht, la cuarta ciudad más poblada de Países Bajos, también busca tener más áreas verdes aprovechando el mobiliario urbano, para además de tener un beneficio estético, también se pueda aumentar la población de las abejas, ya que se colocaron principalmente suculentas y otras especies favoritas de los polinizadores y finalmente ayudar a mejorar la calidad del aire en la ciudad.

Este nuevo proyecto, va de la mano con otras medidas establecidas en Utrecht para ayudar a combatir los efectos del cambio climático y proteger el medio ambiente, como el cambio de los autobuses tradicionales por autobuses eléctricos, ya que para el 2028 aspiran a tener un sistema público libre de emisiones de carbono.





 

Por otra parte, las autoridades de la ciudad están realizando asociaciones con empresas privadas, para fomentar la implementación de techos verdes en viviendas y edificios públicos y privados, para que las abejas y demás polinizadores puedan tener más espacios verdes como refugios.