Skip to content

Un hombre vietnamita hace y vende pajillas hechas de hierba silvestre

Una solución bastante innovadora y biodegradable que ha surgido recientemente son los popotes hechos de hierba para combatir el plástico.

En los últimos años, las pajitas de plástico se han rechazado debido a su impacto negativo en los animales marinos.

Ahora, han surgido numerosas alternativas supuestamente más ecológicas a los popotes de plástico, como pajitas de metal y pajitas de arroz.





En un video de Facebook que desde que se publicó ha acumulado más de 2,4 millones de visitas, el vietnamita Tran Minh Tien muestra cómo se ocupa de su negocio al fabricar pajillas de hierba.

Las pajillas no solo están hechas de malezas al azar, sino también una especie específica de hierba de los campos del Delta del Mekong en Vietnam, llamada Lepironia articulata.

La hierba crece de forma salvaje en los humedales de Vietnam, y es larga con un tallo hueco.





¿Cuál es el proceso de transformación de un tallo de hierba a una pajilla completamente funcional?

Aquí está el procedimiento completo, que Tran detalló en el video.

Una vez que se recoge la hierba, se lavan y luego se cortan cuidadosamente en tubos de 20 cm.

El interior de los tubos huecos de hierba se limpia con una varilla metálica.

Los popotes se enjuagan cuidadosamente una segunda vez y luego se empaquetan en paquetes con hojas de plátano. Muy respetuoso con el medio ambiente.





¡Y listo! Pajillas de hierba listas para ser enviadas y utilizadas.

Estas pajillas son de un solo uso pero biodegradables.

Están hechas por Ong Hut Co., el nombre del negocio de Tran, vienen en versiones “frescas” y “secas”.

Las pajitas recién cortadas se pueden almacenar en el refrigerador por hasta dos semanas y a temperatura ambiente por hasta una semana, si no están en uso. Para hacer las pajillas secas, las pajillas frescas se dejan al sol para que se sequen, y luego se hornean.

Pueden durar mucho más que los popotes frescos y pueden almacenarse en el refrigerador hasta por seis meses.





Ambos tipos de pajitas de hierba están diseñadas para un solo uso solo en los restaurantes. Sin embargo, Tran y su equipo alientan a aquellos que compran las pajitas para uso personal a reutilizarlos en casa.

Las pajitas no se tratan con productos químicos ni conservantes y, según se informa, tienen una fragancia natural suave y agradable.

Si aún no estas seguro acerca del uso de plantas como pajillas para beber, puede consultar las preguntas frecuentes de Ong Hut Co. aquí.

Una excelente iniciativa par acabar con el uso de pajillas ¿no crees? ¡No olvides dejarnos tus comentarios y compartir las buenas noticias! 



Un hombre vietnamita hace y vende pajillas hechas de hierba silvestre
5 (100%) 1 vote[s]

Comments

comments