Skip to content

Imágenes satelitales revelan drástica reducción de la contaminación durante la cuarentena en Italia

Italia es uno de los países más afectados por el coronavirus, pero no todo en el panorama es negativo.

La situación en Italia es particular, se trata del segundo país con más infectados de coronavirus COVID-19, hasta el momento han registrado 31,500 casos y 2,503 fallecidos.

Desde hace un par de semanas, el gobierno italiano tomó la decisión de poner el país en cuarentena para evitar la propagación del virus. Aunque la incertidumbre de la situación sigue en todo el mundo, también están sucediendo cambios positivos.

De acuerdo con la Agencia Espacial Europea, así como un puñado de investigadores independientes, las emisiones de dióxido de nitrógeno han disminuido significativamente en Italia tras el bloqueo causado por la propagación de COVID-19. El satélite Copernicus Sentinel-5P detectó una disminución en las emisiones de NO2, lo que indica la disminución de la contaminación del aire.





“La reducción de las emisiones de dióxido de nitrógeno en el valle del Po en el norte de Italia es particularmente evidente”, informó Claus Zehner, gerente de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA. “Aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a la capa de nubes y al cambio climático, estamos muy seguros de que la reducción de emisiones que podemos ver coincide con el bloqueo en Italia que causa menos tráfico y actividades industriales”.

“Copernicus Sentinel-5P Tropomi es el instrumento más preciso hoy en día que mide la contaminación del aire desde el espacio. Estas mediciones, disponibles a nivel mundial gracias a la política de datos abiertos y gratuitos, proporcionan información crucial para los ciudadanos y los responsables de la toma de decisiones”, dijo Josef Aschbacher, Director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA.





Las imágenes muestran la disminución gradual de la contaminación por NO2 a partir del 14 de febrero. Aquí una comparativa del 8 de febrero de 2020 y el 7 de marzo de 2020.

Estos son los datos presentados por la Agencia Espacial Europea (ESA) que muestran la misma tendencia.