Skip to content

Mujer de 90 años se aferra a un árbol para salvarlo de ser talado

La mujer defendió con firmeza el árbol que lleva casi 60 años en su vecindario.

La noble causa de una mujer de 90 años llamada Margarita Castro radicada en la ciudad de Talcahuano en el centro de Chile se viralizó rápidamente por internet y por medios locales, por defender un árbol de alcornoque también llamado “árbol de corcho” que iba a ser talado en su vecindario para la modernización de las calles.






Todo comenzó el 7 de abril del 2021, cuando la mujer escuchó las maquinarias llegando y ella salió junto a su hija de su casa y con mucha determinación y firmeza fue al sitio para evitar que talen el último árbol de alcornoque de su vecindario, argumentando que no era correcto talar un árbol que tiene cerca de 60 años en ese lugar.

Y es que aunque los árboles de corcho no son una especie nativa de Chile, si están en peligro de extinción y además tiene un estatus de protección internacional, ya que esta especie es considerada uno de los 8 árboles que más genera oxígeno en el mundo.

Sin embargo, los trabajadores municipales intentaron convencer a la mujer que los dejara talar el árbol, ya que es parte de un proyecto de urbanización  desarrollado hace 3 años atrás que busca pavimentar las calles, implementar luminaria y también colocar nuevos arbustos en los vecindarios de Talcahuano.






Aunque los trabajadores le explicaron sobre el proyecto de urbanización, ella se negó a que talaran el árbol y se aferró a el con firmeza, puesto que durante toda su vida ha podido ver los efectos de la deforestación masiva para el desarrollo urbanístico, sin una planificación adecuada para salvaguardar la naturaleza.

Durante el altercado, varios vecinos de la anciana salieron de sus casas y tomaron fotografías y videos de lo que estaba ocurriendo y tras la difusión de la causa, más personas de Chile y de otros países apoyaron a la mujer respaldando su postura para que el árbol de alcornoque no sea talado y dieron propuestas al municipio de Talcahuano para que consideren una opción de desarrollo urbanístico pero manteniendo el árbol, tal como se ha realizado en diversas partes del mundo.





 

Tras la presión mediática para que no talen el árbol, Henry Campos, Alcalde de Talcahuano optó por contactar a una empresa que se dedica a trasplantar árboles y finalmente llevaron el árbol de alcornoque a un vivero municipal tomando estrictas medidas de precaución para no dañar las raíces o sistema de radicular, ya que es así como las plantas se sujetan al sustrato (el suelo) para hacer la absorción de los nutrientes y el agua.