Skip to content

Voluntarios recogen más 270,000 colillas de cigarros en 3 horas

Cientos de voluntarios realizaron esta iniciativa para demostrarle al gobierno esta gran problemática.

Aunque suene increíble, la principal fuente de contaminación de los mares y océanos no son los plásticos, sino las colillas de cigarro. Millones de personas que fuman tienen el pésimo hábito de tirar las colillas de su cigarrillo al suelo pensando en que no perjudican. Están muy equivocados, tanto las colillas que caen al suelo como las que terminan en el agua, son una de las principales fuentes de contaminación en el mundo.

Un grupo de jóvenes se reunió en el centro de la ciudad de Bruselas, Bélgica, donde se dedicaron a juntar las colillas de las calles durante tres hora seguidas para tratar de llamar la atención del Parlamento Europeo.





Los 240 voluntarios estaban tratando de crear conciencia en torno a la idea errónea de que las colillas de cigarros son pequeños pedazos de papel inofensivo y biodegradables,
algo que no es verdad.

Investigadores de la Universidad de Longwood en Virginia señalan que, las fibras blancas que se ven dentro de un filtro de cigarrillo no son de algodón o celulosa vegetal, sino de un plástico que puede persistir en el medio ambiente tanto tiempo como las otras formas de plástico.

Cada segundo, 137,000 colillas son arrojadas a la tierra en todo el mundo. Además del plástico del que están hechas, contienen 4,000 sustancias químicas por lo que una sola
colilla puede contaminar 500 litros de agua.





De acuerdo con la organización Ocean Conservancy, las colillas de cigarros han sido el agente contaminante más recogido en las playas del mundo durante los últimos 32 años.

Dicha organización ha retirado más de 60 millones de colillas de cigarrillo de las playas desde 1986, siendo este desecho el que tiene mayor presencia en los océanos.

Los gobiernos podrían actuar para mejorar esta situación condicionando a las grandes industrias a fabricar los cigarrillos con colillas de materiales biodegradables.





La crisis por contaminación medioambiental está más complicada que nunca, es por eso que debemos comenzar ahora mismo a cambiar los malos hábitos que tenemos. Ya que parece ser que la gente no piensa en dejar de fumar, debemos incitar a estas personas fumadoras a que no arrojen sus colillas al suelo sino a la basura.

Existen plantas de reciclaje de estas colillas por todo el mundo, así que si eres fumador o conoces a alguien que lo sea, invítalo a que junte sus colillas y las lleve a la planta de reciclaje más cercana, o mínimo, no tirar las colillas en cualquier sitio.



¡Calificanos!

Comments

comments