Skip to content

Partes de un árbol y sus funciones

Todos sabemos que los árboles son indispensables para nuestro planeta. Cada una de las partes de un árbol son fundamentales en el ecosistema ya que no sólo nos brindan oxígeno y alimento, sino que también son claves para mantener nuestros mantos acuíferos en buen estado y son el hogar de diversas especies.

Y aunque estamos conscientes de lo importantes que son, no todos sabemos cuáles son las partes de un árbol. Por esta razón nos dimos a la tarea de escribir esta nota parar saber desde cómo se llama cada parte del árbol y sus funciones. 

Los árboles están formados por las siguientes partes:

Raíces

Las raíces son conocidas principalmente por ser las encargadas de absorber los nutrientes y el agua necesarios para el árbol, pero esto sólo es una función de todas las que realizan. Las raíces se dividen en 5 partes diferentes, el cuello, la zona de ramificación, la zona pilífera, la zona de división celular y la cofia. Cada parte cumple con una función específica para el desarrollo del árbol.

Cuello: Se encuentra al nivel de la superficie del suelo y comunica a la raíz con el tallo.

Zona de ramificación: Se encuentra en el cuello y la zona pilífera. Es donde se van ramificando las raíces y forman otras raíces secundarias para aumentar el área de absorción de nutrientes.

Zona pilífera: Aquí se encuentran los pelos encargados de la absorción de nutrientes, agua y minerales.

Zona de división celular: Esta zona está comprendida entre la zona pilífera y la cofia. Aquí es donde tiene lugar el crecimiento de la raíz.

Cofia: Es el capuchón rígido que protege la punta de la raíz cuando se introduce en la tierra.




 

Funciones

Aunque estas pueden variar ligeramente dependiendo del tipo de árbol que sea, estas son las funciones más comunes de esta parte del árbol.

Absorción: Esta es una de las funciones de la raíz más conocidas. Consiste en absorber el agua, nutrientes y minerales que se encuentran en la tierra.

Fijar la planta al piso: Esta función de la raíz se encarga de mantener el árbol anclado al suelo y en buen estado.

Conducción: Otra función de las raíces de los árboles es la conducción. La raíz se encarga de transportar el agua y los nutrientes absorbidos al resto de la planta para su alimentación.

Reserva de nutrientes: La raíz no sólo absorbe los nutrientes y el agua del suelo, también crea reservas  para que la planta las utilice cuando los necesite. Esta función de la raíz es clave para la supervivencia de los árboles cuando hay recursos escasos.

Tronco

El tronco es el elemento estructural principal del árbol, encargado de soportar las ramas y el resto del mismo. Las partes del tronco se dividen en 6: corteza, cámbium, albura, duramen, médula y radios medulares.

Corteza: Esta parte del tronco funciona como una capa protectora para la madera interna del árbol. Es rígida y está hecha de células muertas, similar a nuestras uñas.

Cámbium: El cámbium es una capa delgada de células vivas que se encuentran dentro de la corteza. Es la parte del árbol que se encarga de crear nuevas células y le permiten al árbol crecer y ser más grande cada año.

Albura: Esta capa está formada por una red de células vivas que se encargan de llevar nutrientes desde las raíces del árbol, hasta las ramas y hojas. Es la madera más joven del árbol, y con el tiempo estas capas mueren y forman lo que se conoce como duramen.

Duramen: Esta parte del tronco se encuentra en el centro de este. Es la madera más dura del árbol por lo que brinda soporte y fortaleza. Esta compuesta por albura muerta.

Médula: La médula es un conjunto de células vivas que se encuentran justo en el centro del tronco y transporta los nutrientes esenciales del árbol. Como es de vital importancia para el árbol, esta parte del tronco se encuentra protegida por las demás capas de cualquier amenaza.

Radios Medulares: Los radios medulares salen de la médula del tronco y se encargan de transportar la savia hacia otras partes del árbol.




 

Funciones

Esta parte del árbol es elemental para su estructura. Se encarga de sostener las demás partes del árbol, como las ramas, hojas, frutos, etc. y está conectado directamente a la raíz del árbol.

Las funciones del tronco no sólo son de fortaleza y estructura, también es vital para llevar los nutrientes de la raíz a sus demás partes.

Ramas

Las ramas son la parte del árbol en la que crecen las hojas. Estas estructuras de madera están conectadas al tronco central, más no forman parte de este. Pueden desarrollarse ya sea de manera horizontal, vertical o diagonal, siendo la diagonal la más común.

Gracias a la enorme variedad de especies de árboles que existen en el mundo, podemos encontrar ramas de diferentes tamaños y formas.




 

Funciones

Las ramas cumplen con una función muy importante dentro del árbol, ya que están conectadas al tronco central y dentro de ellas circulan los nutrientes que hacen brotar los frutos y hojas del árbol.

El estado de las ramas nos habla mucho de la salud del árbol, ya que son las primeras partes del árbol en secarse e impiden su crecimiento y florecimiento.

Hojas

Las hojas son la parte del árbol probablemente más conocida de todas. Gracias a ellas los árboles vibran con color, y en el otoño podemos caminar encima de ellas y disfrutar del  sonido que hacen al crujir. Aunque a primera vista se ven simples, en realidad son muy complejas. Las hojas están compuestas por 5 diferentes partes y cada una es esencial para el desarrollo de la hoja.

Limbo: El limbo es la lámina que conforma a la hoja. La parte superior es conocida como haz y el reverso envés.

Nervio o venas: Esta parte de la hoja son los ensanchamientos en el limbo y se encargan de transportar el agua y los nutrientes al interior de la hoja.

Pecíolo: Es el filamento que une la hoja al tallo o la rama. Algunas hojas carecen de él y están conectadas directamente a la rama.

Estípula: Se encarga de proteger la yema que dará lugar a la hoja y se encuentra pegado al pecíolo.

Vaina: Es el ensanchamiento del pecíolo que cubre el tallo.

Funciones

Ahora que ya conocemos las partes de las hojas, pasaremos a la función de las hojas.

Aparte de cubrir a los árboles con hermosos colores, las hojas también juegan un papel fundamental en el funcionamiento y desarrollo del árbol. 

Fotosíntesis: La fotosíntesis probablemente es la función más conocida de las hojas. Esta se encarga de la producción de sustancias orgánicas con propiedades nutritivas, a partir del CO2 de la atmósfera. Este proceso requiere energía que se obtiene a partir de la luz solar y genera oxígeno.

Transpiración: Esta función de la hoja consiste en la pérdida de agua que tiene la planta. En este proceso la savia bruta se mueve desde el suelo hasta la hoja y sirve para controlar la temperatura de la planta.

Absorción: Al igual que con las raíces, los árboles pueden utilizar las hojas para tomar nutrientes del ambiente e incorporarlos a sí mismos.

¡Ahora ya conoces todas las partes de un árbol y su función!



Partes de un árbol y sus funciones
5 (100%) 36 vote[s]

Comments

comments