Skip to content

Brasileños crean ortesis biodegradables para frenar con la minería de yeso

Esta alternativa también es más cómoda e higiénica que las tradicionales de yeso.

En el año 2015 un grupo de brasileños fundó una empresa llama Fix It que se especializa en la impresión 3D de soluciones ortopédicas, neurológicas y reumatológicas que se producen a partir del ácido poliláctico, un filamento elaborado con bagazo de caña de azúcar, maíz y remolacha, para generar una ortesis con un diseño adaptable a la anatomía de cada paciente.






Los brasileños decidieron desarrollar este emprendimiento de ortesis termoformables y biodegradables para ofrecer una alternativa que puede reemplazar a las elaboradas con yeso, puesto que esa industria ocasiona diversos problemas ambientales por las extracciones en las canteras a través de voladuras. 

Adicionalmente, los trabajadores expuestos durante las extracciones de yeso y los habitantes de las zonas aledañas a las minas pueden sufrir de diversas enfermedades, especialmente pulmonares por el proceso de explotación y extracción.

Hebert Costa, cofundador y CPO de la empresa explicó que “todas nuestras soluciones fueron diseñadas para reemplazar el yeso y las férulas tradicionales. El objetivo es producir inmovilizadores para todas las articulaciones del cuerpo, brindando una solución accesible para todas las clases sociales”. 






Por otra parte, las ortesis de Fix It tienen otras ventajas en comparación a las de yeso, puesto que además de ser muy resistentes, su limpieza es más práctica y sencilla, también son impermeables y no alergénicas. Adicionalmente, estas ortesis son aireadas y de esta manera los pacientes pueden sentir más comodidad y libertad durante el tiempo de tratamiento, lo que genera un proceso de recuperación más tranquilo en general, sin tener que pasar por las molestias de los inmovilizadores de yeso tradicionales que generan comezón, calor, peso y mal olor.

Las ortesis de Fix it también pueden ayudar a reducir los residuos hospitalarios ya que el producto es compostable y se convierten en fertilizante. Después de culminar un tratamiento, el paciente puede entregar la solución a una de las oficinas de Fix It y ellos se encargan del siguiente proceso. Además, las ortesis pueden durar hasta tres años y es posible remodelarlas en promedio hasta 4 veces desde la aplicación inicial. Para ajustarlas, es muy fácil y toma máximo 5 minutos, lo cual también reduce el tiempo que les toma a los doctores para colocarlas.






Finalmente, los brasileños decidieron expandir Fix Up a través de un modelo de franquicia y así han logrado llegar a todas las regiones del país sudamericano, para que cada unidad franquiciada pueda ofrecer un servicio personalizado sin producir tamaños genéricos, ya que todas cuenta con las impresoras 3D para generar las ortesis acorde a la demanda y las medidas específicas de cada paciente. 

De esta manera, las ortesis de Fix It se han convertido en una excelente alternativa para reemplazar a las de yeso y Felipe Neves, cofundador de la empresa mencionó que cambiaron el modelo de negocio “para hacerlo más accesible y hacer que toda la cadena de distribución sea más sostenible ya que con el cambio en la forma de vender, bajamos considerablemente el transporte de productos y el consumo de combustibles fósiles”.