Skip to content

Joven creó una nevera bajo tierra que no necesita electricidad para su funcionamiento

“Mantenga la comida fresca, sin la factura de la luz”.

Floris Schoonderbeek desarrolló un interesante proyecto llamado Groundfridge, una nevera que se coloca bajo la tierra y puede ser una alternativa más sustentable, ya que no requiere de energía eléctrica para su funcionamiento.






Para esto, Floris se inspiró en las acciones que se realizaban en el pasado antes del desarrollo de los refrigeradores modernos que funcionan con electricidad, cuando las personas almacenaban los alimentos en los sótanos o bodegas, ya que los cuartos subterráneos mantenían una temperatura más estable durante todo el año.

Tomando este método de almacenamiento antiguo como base, Floris desarrolló Groundfridge en Holanda y desde que salió al mercado sus frigoríficos de tierra han sido considerados como uno de los mejores diseños existentes. Según la página web, el diseño de Groundfridge se define como “una alternativa muy útil para personas, organizaciones, restaurantes o propietarios de terrenos que aspiran a cultivar y almacenar los alimentos de manera sostenible”.






Adicionalmente, el funcionamiento de Groundfridge permite “mantener un alimento sin necesidad de utilizar un refrigerador y, por lo tanto, sin utilizar la electricidad, y es posible gracias a este sistema autónomo de enfriamiento de bodega, desarrollado por varios socios, entre ellos la Universidad de Wageningen”. 

Las neveras de Groundfridge tienen forma esférica de 2.3 metros de diámetros, en el interior cuenta con estantes de madera para el almacenamiento de todo tipo de alimentos, mientras que la estructura está hecha con materiales ecológicos y tienen una capacidad de 3.000 litros, espacio para 50 kg de comida, lo cual es equivalente a aproximadamente 20 neveras convencionales.






Por otra parte, una vez que se instala la Groundfridge se utiliza la misma tierra para cubrir la esfera, evitando así los desperdicios y la temperatura interior del sistema de Groundfridge se mantiene en una media de 10°C, incluso cuando la temperatura exterior oscila entre 35°C y -10°C.

De esta manera Groundfridge, cuyo eslogan es: “Mantenga su comida fresca, sin la factura de la luz”, se está posicionando para aquellos que buscan alternativas más sustentables.