Skip to content

Niño de 6 años crea su propia empresa y ya gana cientos de dólares

“Nada lo detiene”.

El protagonista de esta historia es Alfie Brandley, un pequeño originario de Reino Unido que a sus seis años ya se ganó el título del ‘Empresario más joven de Gran Bretaña’ tras crear un negocio de jardinería y mantenimiento llamado Alfred’s Cutting Services que creó durante el primer confinamiento de Reino Unido en el 2020.






Amy Brandley, la mamá de Alfie comentó en una entrevista con SWNS que él “Siempre está de pie haciendo algo, por lo que el encierro realmente le impidió hacer cosas fuera de nuestra casa. Pero luego descubrió esta manera de mantenerse en movimiento y de ayudar a otras personas. Desde entonces nadie lo detiene, es como un mini Richard Branson”.

Adicionalmente, Amy mencionó que Alfie está muy contento con su emprendimiento y se ha convertido en una parte fundamental de su vida, ya que el pequeño tiene un objetivo claro para su futuro y por esto, todo lo que gana con su trabajo lo vuelve a invertir para poder mejorar su servicio y de esta manera, hacer que su negocio crezca.






Amy relató muy orgullosa que desde que Alfie empezó su negocio ya ha comprado una nueva máquina de cortar el césped y también adquirió un jet wash para poder ofrecer otros servicios de jardinería, limpieza y mantenimiento. Y también tiene su propio ‘uniforme’ para estar más cómodo y seguro con las actividades.

Por otra parte, Amy mencionó que el pequeño tuvo una gran estrategia desde que inició el proyecto, ya que ofrecía los servicios de jardinería y mantenimiento por un costo muy económico: £5 libras esterlinas y junto a su papá Anthony Brandley, empezaron a recorrer el vecindario para ofrecer los servicios y aunque muchas personas creían que era el papá quien terminaba haciendo todo, en realidad Alfie es quien realiza las actividades con mucha dedicación, ya que es un fiel creyente de que hay que esforzarse para alcanzar los objetivos.






De esta manera, el negocio de Alfie ha ido creciendo y sus papás están muy orgullosos de su determinación y compromiso, especialmente porque esa actividad le está ayudando a su desarrollo personal y social, ya que cuando tenía cuatro años fue diagnosticado con un trastorno del habla. En la entrevista, Amy explicó al respecto: “Alfie fue completamente no verbal hasta que tuvo casi cuatro años, eso impactó mucho en sus habilidades sociales y lo aterrorizó del mundo exterior, por esto, este negocio es algo enorme para Alfie”.

Finalmente, Alfie mencionó para SWNS que está muy feliz con su trabajo y explicó sobre el objetivo de su emprendimiento: “Quiero ser millonario para comprar un garaje para mí y mi tío Lee, así podemos trabajar todos juntos. Solo quiero que todos en el mundo sean felices”.