Skip to content

Pareja lanza marca de toallas femeninas ecológicas hechas con desechos de las bananas

Por cada toalla sanitaria vendida, donan una a las niñas necesitadas en la India. 

Los protagonistas de esta historia son Hetal y Chirag Virani, una pareja de la India que decidió unir sus conocimientos para desarrollar una marca de toallas femeninas ecológicas llamada Sparkle, en la que tomaron en cuenta cuatro aspectos importantes: la salud de las niñas y mujeres, el medio ambiente, la economía circular y la igualdad de género.






Y es que lamentablemente, las toallas femeninas convencionales contienen componentes que pueden ser perjudiciales para la salud de las mujeres como fibras sintéticas, fragancias artificiales, desodorantes y tintes. Además son desarrolladas con hasta un 90% de plástico, por lo tanto una vez que sean desechados, pueden permanecer en los vertederos durante 600-800 años, contribuyendo a la crisis ambiental.

Por otra parte, los creadores de Sparkle analizaron el mercado de los productos femeninos y buscaron una manera de beneficiar a los agricultores en su país tal como lo explican en su página web oficial: “En lugar de importar toallas femeninas de bajo costo de China u otros países y simplemente volver a empaquetarlas, cambiarlas de marca o comercializarlas como toallas “premium” con márgenes muy altos, creemos en la economía circular. Las toallas de Sparkle se fabrican en la India con fibra de bananas de origen local. Además de reducir los desechos agrícolas, las toallas de Sparkle también proporcionan ingresos adicionales a los agricultores de banana y ayudan a la economía local”.






Adicionalmente, Hetal y Chirag deseaban desarrollar un producto que pueda ayudar a combatir una problemática mundial: la deserción escolar de las niñas. Ya que la falta de acceso de toallas femeninas afecta a millones de niñas alrededor del mundo y según las estadísticas de UNICEF esta situación afecta al 23% de las niñas en la India, pero cuando las adolescentes tienen acceso a estos productos de higiene femenina, el porcentaje de deserción escolar disminuye en un 90%. 

Ante esta alarmante situación, Sparkle creó la iniciativa ‘Buy One, Give One’, “con el fin de garantizar que las niñas desfavorecidas tengan la misma oportunidad de alcanzar su máximo potencial en la escuela, cada vez que alguien compra una toalla sanitaria de Sparkle, donamos una toalla a una niña que la necesita”.






Finalmente, los creadores de Sparkle desarrollaron sus toallas femeninas ecológicas que se degradan en tan sólo 6 meses después de su desecho gracias a que utilizan fibras de bananas “que son de manera natural un material muy absorbente y altamente efectivo para bloquear el flujo menstrual”, fibras de bambú “que es naturalmente antibacteriana, transpirable, hipoalergénica, resistente a los olores y muy suave” y almidón de maíz que “sirve como una capa inferior a prueba de fugas y es una alternativa sostenible, biodegradable y compostable”.

Sin duda una gran iniciativa ambiental, económica y social.