Skip to content

Un albañil inventó ladrillos de cartón para su casa y ahora lo usan en edificios públicos

Una excelente alternativa para desarrollar construcciones más sustentables.

Ramón Jorge Vega es un albañil argentino quien descubrió una increíble manera de utilizar el cartón para realizar construcciones más sustentables.

Según relató Ramón “Todo comenzó en 2016, cuando con mi hijo queríamos construir una habitación pero no teníamos los medios para comprar materiales”. 

Y aunque tenían dificultades económicas, Ramón tuvo una idea que surgió porque él trabajaba como cartonero y comentó que llegó a este descubrimiento porque “Ví cartón acumulado y mojado. Lo junté para tirarlo, se me pegó con el cemento y se empató. Así que puse esa mezcla en un molde de machimbre que hice rápido, con las medidas de un ladrillo convencional y a los cuatro días fui a verla. El resultado me sorprendió, fue casi una casualidad”.





 

Y fue gracias a este descubrimiento que no sólo logró hacer la habitación con su hijo, sino que también empezó a darle forma a su proyecto que consistía en la elaboración de ladrillos a base de cartón reciclado.

Poco a poco su idea empezó a crecer en un proyecto que posteriormente se convirtió en una excelente alternativa ecológica, ya que durante un recorrido del intendente por su barrio, Ramón le presentó su iniciativa que generó gran interés por las autoridades.





 

Un tiempo después, Ramón fue contactado para que participe en un concurso de emprendimientos que estaba dirigido para menores de edad, por lo que trabajó junto a un grupo de chicos a quienes les enseñó todo sobre su idea y lo representaron en el certamen con el cual obtuvieron el segundo lugar en la categoría “Diseño, urbanismo y arquitectura”.

Tras este éxito las autoridades locales aprobaron el proyecto y Ramón empezó a trabajar en conjunto con la municipalidad para producir masivamente los ladrillos ecológicos al obtener las maquinarias necesarias.





 

Esta iniciativa está ayudando a grandes obras como la construcción del futuro Hospital Universitario de Diagnóstico Precoz, así como con otras construcciones. Tal como lo comentó Roberto Caratozzolo secretario de Obras Públicas y Planificación Urbana: “El uso que le vamos a dar es el de un ladrillo tradicional, ya sea para obra civil, dentro de la mampostería, muro de cierre o cualquier parte de la construcción de una casa. Puede ser utilizado para obras nuevas que haga el Municipio, donaciones o para gente que tenga algún siniestro y necesite rápidamente levantar una pared”.

Ramón está muy orgulloso de su iniciativa especialmente por la importancia ecológica al ser un material sustentable, así como la practicidad y la capacidad de reducir costos en las obras. Además, el éxito de su proyecto le ha permitido salir adelante y ser un ejemplo para todos ya que en el 2005 Ramón estuvo en prisión por problemas de drogas, pero asegura que esto no lo define como persona y ahora está muy feliz de haber desarrollado un proyecto con tanto valor para su país.