Skip to content

Apareció Palomo, el perrito extraviado de una abuelita de 92 años

Maravilloso reencuentro.

No cabe duda que las mascotas ocupan un lugar muy especial para la vida de las personas, ya que constantemente expresan su cariño y amor de la forma más sincera y pura posible. Por esto, cuando las mascotas se extravían, sus seres queridos pasan por momentos muy difíciles al tener la preocupación de no saber dónde están y si están seguros.






Un ejemplo de estos ocurrió con una abuelita de 92 años llamada Lourdes del Carmen Erazo, quien es originaria de Colombia y tras darse cuenta que su amado perrito Palomo se había perdido, intentó buscarlo cerca de su casa pero al no encontrarlo, sus familiares la ayudaron grabando un video para que otras personas puedan estar atentos si veían a un perrito con su descripción.

El emotivo video se viralizó rápidamente y obtuvo más de 100.000 reproducciones conmoviendo a los ciudadanos de Cali, quienes de inmediato empezaron a buscar a Palomo, asistidos por diferentes organizaciones de defensa de animales quienes organizaron brigadas de búsqueda y también difundieron el video de Lourdes con la esperanza de que alguien lo encuentre.






El video incluía un número de contacto, dos fotografías de Lourdes y su mascota y además la abuelita solicitó ayuda de los ciudadanos con un mensaje que decía: “Por favor gente linda. Ayúdenme a buscar a Palomo. Él es como mi hijo. Tiene una puntita en la pierna amarilla, las orejitas amarillas. Se llama Palomo. Ayúdenme la gente linda a buscarlo. Estoy desesperada por él”. 

Afortunadamente, después de una intensa búsqueda, Palomo fue hallado y de inmediato lo llevaron para que se reencuentre con Lourdes, quien no podía contener su felicidad al poder ver a su amado perrito otra vez. 






Tras el reencuentro, Lourdes habló en un nuevo video y envió un mensaje fraterno a todos quienes la ayudaron buscando a Palomo: “Gracias a toda mi gente brillante del barrio y de todos los alrededores que tenemos aquí. Es una gente linda, brillante y colaboradora del público de Dios. Dios les da la inteligencia para que ayuden al que está adolorido”. 

Sin duda un gran ejemplo de solidaridad de la comunidad.