Skip to content

Atleta olímpico sacrificó su carrera para salvar a 30 personas de la muerte

Conoce la historia de Shavarsh Karepetyan, el nadador soviético que dejó de lado su carrera para salvar a decenas de desconocidos.

De origen armenio, Shavarsh Karepetyan nació el 19 de mayo de 1963, es un ex-nadador profesional de la Unión Soviética. Durante su carrera deportiva, logró ser poseedor de 11 récords mundiales, fue campeón del mundo 17 veces, campeón de Europa 13 veces y 7 veces campeón de la URSS.

Desde chico mostró gran pasión por la natación y comenzó a entrenar hasta convertirse en un gran atleta. A pesar de sus grandes palmares deportivos, no es por su trayectoria como nadador por lo que es recordado, sino por salvar 30 vidas de fallecer ahogadas en un accidente.





El 16 de septiembre de 1976 Shavarsh se convirtió en héroe para decenas de familias. El joven nadador de 23 años en ese tiempo, entrenaba junto a su hermano, también nadador, Kamo Karapetyan, corriendo sus 20 kilómetros diarios alrededor del lago Yerevan, Armenia.

Todo iba bien, los hermanos estaban por concluir su arduo entrenamiento cuando un fuerte ruido llamó su atención. Pronto observaron que un trolebús había perdido el control y había caído directamente al lago con 92 pasajeros a bordo.

En cuanto vio la situación, Shavarsh no lo pensó dos veces, él sabía lo que tenía que hacer. Corrió de prisa hacia donde se estaba hundiendo el trolebús y llegó hasta él nadando. Su hermano menor lo siguió al lugar, cuando los dos estaban en las frías aguas del lago, Shavarsh le dijo a su hermano que tenía que salvar a esas personas y que no había mucho tiempo.

Shavarsh se sumergió en el agua para rescatar a los pasajeros quienes estaban 10 metros bajo la superficie, mientras Kamo se quedó a flote para ayudar a las personas que Shavarsh fuera llevando a la superficie.





Buscó una puerta o ventana que pudiera abrirse para lograr sacar a las personas, por desgracia la poca visibilidad le impedía buscar efectivamente, por lo que decidió romper una ventana con las piernas y comenzó a sacar a las personas que se encontraban en el interior.

El campeón podía sacar a una persona a la vez, la tomaba en sus brazos y con la fuerza de sus piernas se impulsaba en el techo del trolebús para llegar a la superficie. Shavarsh sabía que no tenía mucho tiempo para rescatar a esas personas, por lo que se las ingenió para durar máximo 40 segundos por cada persona.

Las personas eran subidas a botes y kayaks que habían llegado a la escena. Poco a poco, Shavarsh se quedaba sin fuerza, hubo un momento en que tardó más de un minuto en salir a la superficie y los espectadores alrededor del accidente pensaban lo peor, hasta que Shavarsh emergió con una persona más entre sus brazos.

En total, el héroe logró sacar a 30 personas de las profundidades del lago, de las cuales solamente 20 lograron sobrevivir. La acción de Shavarsh duró aproximadamente 20 minutos, cuando autoridades le dijeron que ya no podía nadar, que si había una persona adentro del trolebús, era imposible que siguiera con vida.





Lamentablemente, el agua fría le causó hipotermia y las heridas que sufrió en las piernas por los cortes en las piernas, causaron que estuviera inconsciente durante 45 días. Debido a la presencia de aguas negras en el lago, Sharvash sufrió una septicemia (infección en todo el cuerpo debido a un foco infeccioso) grave.

Su acción de heroísmo le trajo problemas graves y las consecuencias fueron que nunca más pudo continuar con su carrera deportiva.

Intentó volver a las albercas tiempo después, sin tener éxito, su cuerpo no era lo que solía ser.

El acto heroico de Karapetyan se mantuvo en secreto durante dos años, hasta que fueron reveladas las fotografías del caso que llevaba el fiscal. Entonces fue galardonado con la medalla “Por el rescate del ahogamiento“, y la Orden de la Insignia de Honor.





Su nombre se hizo famoso 6 años después cuando el periódico ruso Komsomoiskaya Pravda publicó un artículo sobre su increíble historia, titulado “La batalla submarina del Campeón“.

En ese momento Shavarsh fue reconocido como héroe a nivel mundial y recibió más de 60,000 cartas de gente de todo el mundo admirando su gran hazaña. Igualmente, el ex-nadador fue premiado con un “Fair Play”, galardón de la UNESCO por su heroísmo, y un asteroide descubierto por Nikolái Chernyj, fue nombrado (3027) Shavarsh en su honor.

Como dicen por ahí, no todos los héroes usan capas y este hombre es un claro ejemplo de ello.