Skip to content

Bebé abandonada por tener albinismo, inspira al mundo a través del modelaje

“Quiero que otros niños con albinismo sepan que pueden hacer y ser lo que quieran”.

La protagonista de esta historia de resiliencia es Xueli Abbing, una adolescente de 16 años que fue abandonada en el jardín de un orfanato en China cuando era bebé, ya que sus padres biológicos no la querían porque nació con albinismo, una condición genética que afecta la producción de melanina en el cuerpo y que ocurre en aproximadamente 1 de cada 20.000 personas en todo el mundo.






A pesar de que esta condición es relativamente común, lamentablemente en muchas países asiáticos, como China, el albinismo aún es visto como una ‘maldición’ o una carga social y económica, mientras que en algunos países africanos son perseguidos e incluso los pueden llegar a matar para cortarles sus extremidades y utilizar sus huesos para crear medicinas. 

En una entrevista con la BBC, Xueli mencionó que ella tuvo suerte, porque sólo fue abandonada y aunque sus padres biológicos no la quisieron, en el orfanato la acogieron y le pusieron por nombre Xue Li y explicó que “Xue significa nieve y Li hermosa. Fui adoptada cuando tenía 3 años y me fui a vivir con mi mamá y mi hermana a los Países Bajos. Mi madre decía que no había un nombre más perfecto para mí que el que tenía porque pensaba que era importante mantener una referencia a mis raíces chinas”.






Por otra parte, Xueli mencionó que su padres biológicos no dejaron ninguna información sobre ella y por esto, no sabe cuando es su cumpleaños “pero hace un año, me hicieron una radiografía de la mano para tener una idea más precisa de mi edad, y los médicos pensaron que lo más aproximado eran 15 años”.

Afortunadamente, Xueli ha tenido una vida muy feliz junto a su familia adoptiva y mencionó que empezó en el mundo del modelaje por casualidad cuando tenía 11 años: “Mi mamá estaba en contacto con una diseñadora que era originaria de Hong Kong. Ella tiene un hijo con labio leporino y había decidido que quería diseñar ropa muy elegante para él, así la gente no sólo le miraría fijamente la boca. Ella llamó a la campaña ‘Imperfecciones perfectas’ y preguntó si yo quería sumarme a su show de moda en Hong Kong y fue una experiencia increíble”.






Desde entonces, la carrera de Xueli despegó y a su corta edad ya ha conquistado en la industria del modelaje con diversas campañas publicitarias e incluso publicaron una de sus fotografías en la famosa revista Vogue en el 2019. En la entrevista con la BBC mencionó que “en el modelaje, verse diferente es una bendición, no una maldición, y me da una plataforma para crear conciencia sobre el albinismo. Ahora las personas con discapacidades o diferencias aparecen más en los medios y eso es genial, pero debería ser normal”

Finalmente, Xueli manifestó que desea seguir en el modelaje para poder hablar sobre el albinismo “y decir que es un desorden genético, no una maldición. Las personas me dicen que tengo que aceptar cosas de mi pasado, pero creo que ese no es el caso. Creo que tienes que ver qué pasó y entenderlo, pero no aceptarlo. No voy a aceptar que maten a niños por su albinismo. Quiero cambiar el mundo. Quiero que otros niños con albinismo, o con cualquier forma de discapacidad o diferencia, sepan que pueden hacer y ser lo que quieran”.