Skip to content

Camarero en Brasil encontró una mochila con 45.000 dólares y la devolvió: “Hay que ser honesto”

Dio un gran ejemplo de honestidad y ética laboral.

El protagonista de esta historia es Antônio dos Santos, un joven camarero de Brasil que se encontró en una situación en la que dejó salir a la luz su ética, moral y profesionalismo, al devolver una importante cantidad de dinero a un cliente que la había extraviado en una mochila.





Antônio es un hombre de 35 años y en los últimos 10 ha trabajado como camarero y en empleos de servicio al cliente, en el que siempre se ha destacado por ayudar a los demás, poniendo a los clientes como prioridad. De esta manera, el joven ha salido adelante ganándose el dinero de forma honrada y con trabajo arduo.

Durante una de sus jornadas de trabajo como camarero, Antônio encontró una mochila de un cliente que contenía 240.000 reales brasileños (equivalentes a cerca de 45.000 dólares estadounidenses) y según relató al medio Osegredo una parte estaba en efectivo y otra en cheques firmados listos para cobrar. 





A pesar de que esta suma de dinero equivalía a 240 veces su sueldo, Antônio no dudó en devolver el dinero a su legítimo dueño y comenzó a buscarlo gracias a un carnet de conducir que también se encontraba en la mochila extraviada y afortunadamente logró contactarlo.

Adicionalmente, el medio Osegredo explicó que el dueño de la mochila extraviada y del dinero se trataba de un empresario de una marca de bebidas de la localidad de Aracaju, al noreste de Brasil y tras recibir la noticia estuvo muy agradecido por la honestidad del camarero.





Por su parte, Antônio comentó al medio de comunicación que aunque muchos pensarían que fue tonto devolver el dinero, él considera que actuó de manera correcta y honrada ya que “siempre tenemos que brindar lo mejor para los demás… Lo primero que aprendí en el mundo es que hay que ser honesto”.

Finalmente, el medio brasileño mencionó que el dueño del dinero otorgó una recompensa para el camarero en agradecimiento por devolverle su mochila extraviada y también por haber hecho todo lo posible para encontrarlo.