Skip to content

Cirujano quedó paralizado pero gracias a una silla especial, no dejó de operar

A pesar de su accidente, este médico no se dio por vencido y regresó a salvar vidas. 

Ted Rummel es un exitoso cirujano de Missouri, Estados Unidos, quien quedó repentinamente paralizado en 2010 después de que un quiste lleno de sangre estallara en su columna vertebral. 

Este accidente causó que el doctor Rummel perdiera la capacidad de caminar o ponerse en pie. Sin embargo, gracias a un año de intensa rehabilitación logró volver al quirófano para hacer lo que más ama. 





Una silla de ruedas especial le permite mantenerse de pie para poder operar. Hoy en día, el doctor puede hacer prácticamente todo en el quirófano. 

“Cuando puedo hacer esto, y puedo recuperar una parte de mi vida, es enorme. Es tan especial”, dijo el doctor Rummel.





En septiembre de 2010, fecha en que ocurrió su accidente, el médico estaba inseguro sobre su futuro. Pasó de realizar mil cirugías al año a no saber si alguna vez volvería a operar. 

Después de un año lleno de esfuerzo y dedicación, Rummel volvió al quirófano para ayudar a sus pacientes. 





El doctor Rummel tiene una gran vocación por la medicina y es un ejemplo de que no importa que obstáculos te ponga la vida, siempre hay una manera de salir adelante.