Skip to content

Contra todo pronóstico, esta pareja con síndrome de Down celebra 22 años de casados

Conoce esta historia de amor y cree, una vez más, que el amor lo conquista todo.

El matrimonio es un gran paso para la mayoría de las parejas. Implica una gran responsabilidad y compromiso, ser felices juntos no es una tarea fácil.

Mucha gente todavía piensa que las personas con condiciones como el síndrome de Down no son capaces de cuidarse a sí mismas, y menos, cuidar de alguien más o formar una familia.

Maryanne y Tommy Pilling son la prueba de que es posible. Fueron criticados y observados con escepticismo cuando se casaron en una iglesia en Reino Unido hace poco más de dos décadas.






Se conocieron en 1991 y formaron una gran amistad. Después se enamoraron y comenzaron a salir como pareja durante 18 meses hasta que Tommy le propuso matrimonio a Maryanne.

Muchas personas pensaron que no deberían casarse y que su relación no duraría, sin embargo, ambos han demostrado que su amor es más fuerte que cualquier condición o estigma social.

Celebrar 22 años de matrimonio es una hazaña para cualquier persona, ahora esta pareja recibió el amor y la admiración de cientos de miles de personas que conocieron su historia.






Para conmemorar su vigésimo segundo aniversario, decidieron recrear su primer baile. Aunque la cantidad de personas presente en el lugar era grande, la pareja bailó dulcemente como si solo fueran ellos dos en la sala.

Mi boda fue el mejor día de mi vida. Me sorprendió cuando Tommy propuso pero no tuve que pensarlo dos veces antes de decir que sí”, compartió Maryanne.

“Tommy y yo nunca discutimos. Amo mucho a mi esposo. Él es mi mejor amigo”, agregó.






Después de casarse se mudaron juntos a su propia casa independiente al lado de la hermana mayor de Maryanne, Lindi Newman, para cualquier situación que puedan llegar a necesitar.

“Maryanne había soñado con una gran boda vestida de blanco desde que era una niña y eso es exactamente lo que tuvo. Fue un día hermoso“, dijo la hermana de Maryanne.

La madre de Maryanne siempre apoyó su decisión de casarse y es algo que hasta el día de hoy, la pareja agradece profundamente.

Esta pareja nos demuestra que para el amor no hay límites y que las críticas son solo motivación para salir adelante con más fuerza.



¡Calificanos!

Comments

comments