Skip to content

Creador del famoso videojuego Fortnite compró miles de hectáreas de un bosque para evitar que árboles sean talados

El multimillonario ha comprado miles de hectáreas para protegerlas de la deforestación.

El creador del videojuego en línea Fortnite, Tim Sweeney, ha cautivado a las audiencias durante décadas desarrollando mundos digitales intrincados e interactivos para los jugadores. Sin embargo, son sus acciones fuera de la pantalla lo que actualmente está atrayendo la atención de jugadores y no jugadores por igual.

Sweeney es mejor conocido por fundar la compañía de software de video y 3D Epic Games en la década de 1990. Epic Games nos ha otorgado títulos de videojuegos populares como Unreal Tournament , Gears of War y, más recientemente, el popular juego Fortnite . Además de estos títulos de juegos populares, el filántropo multimillonario ha cumplido su promesa de proteger las tierras no desarrolladas y con diversidad biológica en las pintorescas montañas del oeste de Carolina, Estados Unidos, para las generaciones futuras.





Desde 2008, Sweeney ha gastado millones en proyectos de conservación en su estado natal de Carolina del Norte para proteger y preservar sus tierras forestales. Él ha comprado cerca de 16,190 hectáreas en la última década, lo que lo convierte en uno de los propietarios de tierras privadas más grandes del estado. Sweeney también ha donado dinero para varios proyectos de parcelas de conservación, incluida una expansión de 610 hectáreas  al Parque Estatal Mount Mitchell.

En noviembre de 2016, Sweeney donó $ 15 millones para una servidumbre de conservación para proteger 2,830 hectáreas del desierto de The Box Creek. El bosque, ubicado en las estribaciones de las montañas Blue Ridge, había sido atacado por una compañía que quería dividir la tierra e implementar líneas eléctricas a través de ella.

Al comprar la tierra, Sweeney ayudó a proteger a cientos de especies de plantas y animales en peligro de extinción. Según el biólogo Kevin Cadlwell, “los ecologistas documentaron más de 130 especies de plantas y vida silvestre raras y nuevas, incluidas tres polillas y una nueva especie de araña”.





El año pasado, el magnate de los videojuegos compró una parcela de 610 hectáreas de terreno conocida como Stone Hills que estaba siendo considerada para construir un club de golf. Tras la compra, Sweeney declaró que tiene la intención de preservar la tierra por su belleza natural.

Afortunadamente, a medida que la ciencia continúa aprendiendo más sobre la importancia de las tierras forestales no desarrolladas, los filántropos multimillonarios se dan cuenta y toman medidas al respecto. El hombre más rico de China también ha tomado nota de la importancia de la conservación. En 2015, Jack Ma, el multimillonario detrás del gigante minorista en línea Alibaba, compró 28,000 acres de tierra en las montañas Adirondack en el estado de Nueva York. Su primera acción después de comprar el terreno fue detener las operaciones de tala.





h/t: The mind unleashed