Skip to content

Cura lleva perritos callejeros a misa para que consigan la casa de sus sueños

Este bondadoso cura ha ayudado a varios perros e incluso él ha adoptado. 

Los perros sin hogar son la principal debilidad de muchos amantes de los animales. Estos animales pasan muchos de sus días solos, hambrientos y angustiados por no tener un hogar. 

Afortunadamente, existen personas con un corazón enorme que nos devuelven la fe en la humanidad. Una de estas personas es el párroco Joao Paulo Araujo Gomes, quien cada domingo en la Iglesia Santa Ana, en Pernambuco, Brasil, ofrece una misa llena de caridad. 





El cura brasileño es amante de los animales y encontró una manera increíble de ayudar a los perros sin hogar. El sacerdote enseña a los asistentes de sus misas el valor de las mascotas y el amor que le debemos a todos los animales. 

El padre Araujo acoge animales callejeros a quienes les da cobijo, alimento y un lugar en su corazón. Él ha abierto las puertas de su iglesia para todos los animales necesitados. 





Además de rescatarlos, el cura lleva a los perritos para darles la oportunidad de que los feligreses adopten a estos animalitos. 

Su historia ha causado que miles de personas en su localidad y en el extranjero, admiren la asombrosa labor. Asimismo, el padre lleva a los perritos al veterinario para tratar sus enfermedades, los cuida y les da cariño. 





El padre Joao Paulo se asegura de que los perros sean el centro de atención de la misa para que las familias queden cautivadas por los perritos. 

«Ayudé a varios perros con problemas de salud graves. Algunos de ellos los traje a la casa parroquial y luego fueron adoptados. Tres de ellos se quedaron conmigo. Hoy son mis hijos y duermen en mi cama», comentó el bondadoso sacerdote.





«Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección, porque esta casa es de Dios y ellos son de Dios», concluye.