Skip to content

Esta joven se convirtió en la primera azafata con síndrome de Down de American Airlines

Conoce la historia de una joven de 17 años con síndrome de Down que logró su sueño de ser asistente de vuelos

Shantell “Shannie” Pooser nació con un defecto cardíaco y una serie de defectos terminales en las vías respiratorias. Ella ha luchado con sus condiciones de salud toda su vida, pero la madre de Shannie, Deanna Miller-Berry, le dijo a CBS News que su hija había nacido para desafiar las probabilidades.

Durante años, Shannie ha estado viajando desde Denmark, Carolina del Sur, al Hospital de Niños de Cincinnati para tratamientos y cirugías. En 2016, recibió una cirugía mayor que le salvaría la vida.






“Ella salió cantando ‘Let It Go’ de la película Frozen”, dijo Miller-Berry. “Los cirujanos estaban parados alrededor diciendo: ‘Nunca hemos tenido a nadie que salga de este tipo de cirugía hablando… esta chica está cantando ‘Let It Go'”.

Fue el momento en que Miller-Berry se dio cuenta de que su hija tenía una pasión por la vida que no podía desperdiciar. “Le dije: ‘Shannie, no importa lo que quieras hacer cuando te mejores, haremos una lista de cosas por hacer y la haremos realidad. Si vives lo suficiente donde los médicos pueden arreglarte al 100 por ciento, yo’ haré todo lo posible para que tus sueños se hagan realidad” comentó Deanna Miller.

“Nos hicimos amigos con muchas de las azafatas y muchos pilotos, y ella seguía diciendo: ‘Mamá, quiero ser azafata'”, dijo Miller-Berry. Sabía que este era un sueño poco realista para su hija, pero Miller-Berry no quería decepcionarla.






Ella envió una carta a un amigo que trabaja como asistente de vuelo en American Airlines, preguntando si Shannie podría tener recuerdos de la aerolínea. Lo que nunca imaginó es que recibiría la llamada de un piloto que ofreció algo más que una fiesta de cumpleaños.  El hombre me dijo “‘Vamos a celebrar su fiesta de cumpleaños en un avión Boeing'”.

Miller-Berry se sorprendió por la generosidad de la compañía, pero la sorpresa para Shannie no se detuvo allí. American Airlines le envió un uniforme oficial y una insignia para que pudiera vestirse como azafata cada vez que vuela.

Debido a su condición, Shannie no puede volar en vuelos largos con frecuencia. Pero como a menudo toma el vuelo a Cincinnati, la aerolínea decidió hacerla parte del personal del vuelo cada vez que vuela.






Antes de cada vuelo, Shannie ayuda a las azafatas antes de que tenga que sentarse y descansar. Shannie generalmente ayuda a las azafatas a demostrar las instrucciones de seguridad. Hasta ahora, ha trabajado en uniforme completo unas cuatro veces desde su vuelo de cumpleaños en octubre.

Para Shannie, nada es imposible. Sus sueños se siguen cumpliendo debido a su optimismo y espíritu de lucha.

h/t:  CBS News



Esta joven se convirtió en la primera azafata con síndrome de Down de American Airlines
¡Calificanos!

Comments

comments