Skip to content

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION

Aunque la esperanza de vida de estos pequeños es corta, Mohamed está haciendo todo lo posible por darles una vida feliz.

Mohamed Bzeek, de 62 años lleva más de 20 años dedicándose al cuidado y crianza de niños con enfermedades terminales. Por su hogar han pasado docenas de pequeños con condiciones de salud complejas, que por lo general son abandonados en instalaciones médicas u orfanatos. Por lo que Bzeek es el único candidato del sistema dispuesto a cuidarlos hasta su último momento.

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION





La esperanza de vida de estos niños es realmente corta, y aunque Mohamed lo sabe, este musulmán de origen libio y residente en Azusa, Estados Unidos, los acepta. Durante toda su vida ha visto fallecer y  ha enterrado a decenas de niños a los cuales a cuidado y amado como si fueran los propios.

 

‘’Lo hago lo mejor que puedo como ser humano y dejo el resto a Dios’’.

Mohamed tuvo un hijo biológico, en 1997, el pequeño Adam, nació con una enfermedad ósea frágil y enanismo. Era un niño tan frágil que cambiarle el pañal o calcetines podía romper sus huesos. Bzeek nunca se sintió enfadado o molesto por las discapacidades de su hijo. Ahora, Adam estudia ingeniería informática y va en silla de ruedas a clases.

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION





Un padre ejemplar.

Actualmente, Bzeek está al cuidado completo de una pequeña de 6 años, que sufre encefalocele, una extraña enfermedad cerebral que la deja postrada en cama. Ella es sorda y ciega, sus brazos y piernas están paralizados y tienen convulsiones diariamente.

‘’Se que ella no puede oír, o ver, pero siempre hablo con ella. Siempre estoy abrazándola, jugando con ella… Ella tiene sentimientos, tiene alma. Es un ser humano’’, explica Bzeek.

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION





De acuerdo con los médicos, la esperanza de vida de la niña era de menos de tres años. Sin embargo, la pequeña a la que Bzeek cuida, ya ha cumplido los seis años. Los médicos atribuyen este pequeño milagro al cuidado y amor de su padre adoptivo que ahora es considerado una leyenda en su comunidad.

Mohamed ha encontrado una forma de hacer que la vida funcione para él y su familia sin tener que estar en un centro médico. Esto significa que tiene que estar presente o cerca durante todo el día. Durante los últimos tres años, una enfermera visita todos los días de la semana para que pueda tomar pequeños descansos, hacer recados y rezar en su mezquita.

Estadísticas

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION





De los 35,000 niños monitoreados por el Departamento de Servicios para Niños y Familias del condado de California, Estados Unidos, hay alrededor de 600 niños en cualquier momento que están bajo el cuidado de los Servicios de Administración de Casos Médicos del departamento, que atiende a aquellos con las necesidades médicas más graves, dijo Rosella Yousef , un administrador regional asistente para la unidad.

Hay una gran necesidad de que los padres adoptivos cuiden de esos niños.

Y solo hay una persona como Bzeek.

“Si alguien alguna vez nos llama y dice: ‘Este niño necesita ir a casa en un centro de cuidados paliativos’, solo pensamos en un nombre”, dijo Melissa Testerman, coordinadora de admisión de DCFS que encuentra lugares para niños enfermos. “Él es el único que tomaría un niño que posiblemente no lo lograría”.

Matrimonio y vida pasada

Bzeek, de 62 años, es un hombre corpulento con una barba larga y oscura y una voz suave. El mayor de 10 hijos,  llegó a Estados Unidos desde Libia como estudiante universitario en 1978.

Años más tarde, a través de un amigo común, conoció a una mujer llamada Dawn, que se convertiría en su esposa. Se había convertido en madre adoptiva a principios de la década de 1980, antes de conocer a Bzeek. Sus abuelos habían sido padres adoptivos, y ella se inspiró en ellos, dijo Bzeek. Antes de conocer a Mohamed, abrió su hogar como refugio de emergencia para niños de crianza temporal que necesitaban colocación inmediata o que estaban bajo custodia protectora.

Dawn Bzeek se enamoró de cada niño que acogió. Los llevó a sesiones profesionales de fotos de vacaciones y organizó campañas de donación de regalos de Navidad para niños de crianza.

Ella era divertida, dijo Bzeek durante un reciente viaje de regreso a casa desde el hospital. Estaba absolutamente aterrorizada por las arañas y los insectos, tanto que incluso las decoraciones de Halloween la asustaban, pero nunca tuvo miedo de las enfermedades de los niños o la posibilidad de que muriera, dijo Bzeek.

Este hombre dedica su vida a darle una vida digna a niños con enfermedades terminales-NATION





La pareja abrió su hogar Azusa a docenas de niños. Enseñaron clases sobre crianza de crianza temporal y cómo manejar la enfermedad y muerte de un niño en los colegios comunitarios. Dawn Bzeek era una madre adoptiva tan respetada que su nombre apareció en grupos de trabajo estatales para mejorar el cuidado de crianza junto con médicos y formuladores de políticas.

Mohamed comenzó a cuidar niños adoptivos con Dawn en 1989, dijo. Y a menudo, los niños estaban enfermos.

Alrededor del año 2000, Dawn Bzeek, una vez una defensora activa de los niños adoptivos, se enfermó. Sufría de poderosas convulsiones que la dejaron débil por días. Apenas podía salir de la casa porque no quería colapsar en público.

Las frustraciones de su enfermedad la afectaron, dijo Bzeek. Hubo estrés en el matrimonio, y ella y Bzeek se separaron en 2013. Murió poco más de un año después.

Este hombre ha continuado ayudando a niños necesitados durante años y según él, lo seguirá haciendo hasta sus últimos días.



¡Calificanos!

Comments

comments