Skip to content

Este hombre pasó 36 años construyendo un canal en la montaña para llevar agua a su pueblo

La gente lo llamaba loco, hoy es un héroe para toda su aldea

¿Cuánto de tu vida darías para tallar no solo uno, sino tres acantilados escarpados y rocosos de la montaña para proporcionar agua a tu aldea afectada por la sequía? Un hombre tenaz llamado Huang Dafa pasó 36 años excavando un canal de agua de 10 kilómetros. Siguió adelante después de varios intentos fallidos, y la gente lo llamó tonto. Ahora es una figura célebre en su comunidad a la edad madura de 82 años.

La gente se burló de Dafa cuando sugirió por primera vez cortar un acantilado de la ladera de una montaña en Caowangba, dentro de la provincia china de Guizhou, con herramientas de mano. Los lugareños lo llamaban un hombre tonto. Pensaron que podría estar loco. Ahora se lo compara con la figura legendaria, Yu Gong, cuya determinación fue tan profunda que hizo que los dioses movieran montañas para él.





El primer intento de Dafa de crear un canal de irrigación en la montaña fracasó, pero sí creó un túnel a través de las montañas, lo que facilitó el viaje a las personas.

Se dio cuenta de que necesitaba más conocimientos para completar el proyecto con éxito, por lo que en parte abandonó sus esfuerzos temporalmente después de haber sugerido a otros aldeanos a que lo ayudaran a virar en la ladera de la montaña. Al ver que su conocimiento no era el suficiente decidió estudiar ingeniería.

Cuando regresó, tenía un plan más meticuloso. Los trabajadores a menudo dormían en cuevas de montaña para terminar la talla, muy arriba y lejos de sus familias.

Huang y los aldeanos empezaron desde elevaciones más altas y esta vez bajaron la montaña. Las cuerdas estaban atadas a sus cinturas como un equipo de fuerzas especiales, aunque eran simples agricultores armados con herramientas rudimentarias. Algunos informaron que sus piernas, “se derritieron” del trabajo duro.





Dafa ni siquiera pudo llegar a los funerales de su propia hija y su nieto que murieron mientras trabajaba en el proyecto, pero el plan funcionó.

El canal de irrigación de Dafa, cortado en una cara de la montaña, ahora abastece de agua a 1200 personas de su pequeña aldea y otras tres que se encuentran en el canal de 10 kilómetros. Su aldea ahora puede cultivar más de 400,000 kilogramos de arroz cada año. Y para endulzar su éxito, la ciudad ahora tiene electricidad y una nueva carretera que vino debido a sus esfuerzos.

Su ambicioso proyecto comenzó en 1959 y requirió 36 años de arduo trabajo para completarse, pero su pueblo ahora está prosperando, y es un héroe local, digno del estatus mítico de Yu Gong.





h/t: The mind unleashed