Skip to content

Ex traficante de drogas se convierte en abogado después de que el juez le da la oportunidad de cambiar

Se enfrentaba a 20 años en prisión, pero el juez le dio una segunda oportunidad.

Cuando Edward Martell tenía 17 años abandonó la escuela, se fue de su casa y empezó a traficar drogas durante los siguientes diez años, hasta que terminó siendo arrestado en el 2005 en una operación de drogas en Dearborn Heights Michigan, por la cual se enfrentaba a 20 años en prisión. Sin embargo al pasar a la corte, el juez Bruce Morrow decidió darle una oportunidad y en lugar de que cumpla una larga sentencia por hacer y vender sustancias estupefacientes, le dio palabras de ánimo para que cambie su vida y le dijo que lo desafiaba a hacer tres años de libertad condicional y que regrese a la corte como un ejecutivo.






En una entrevista con el Washington Post, el juez Morrow mencionó que entendía sobre las dificultades que el joven de origen latino había pasado durante su vida y que le dijo que podía ver en él a una persona con un futuro prometedor: “Puedo imaginar a Ed, siendo un hombre moreno, viniendo de un ambiente económicamente deprimido, habiendo sido perseguido por la policía y esposado, sin nunca pensar que de aquí podría venir el amor”. Y agregó:  “Fue una especie de broma, pero entendió que yo creía que él podía ser lo que él quisiera”.

De esta manera, en el 2018 Edward cumplió sus tres años de libertad condicional e inició sus estudios en una universidad estatal. Aunque algunas personas lo desalentaron a seguir por su pasado con la justicia, el joven persistió y tres años después completó su preparación inicial y obtuvo una beca completa para estudiar leyes en la Universidad de Detroit Mercy.






Adicionalmente, Edward empezó a trabajar en la oficina del defensor público federal en Washington DC y también trabajó como investigador legal. Durante todos esos años, los dos se mantuvieron en contacto y en el 2021, Edward regresó a la misma corte a sus 43 años y el juez Morrow lo apoyó durante su solicitud de la barra estatal en la que evalúan a los profesionales para demostrar que están moralmente aptos para ejercer la abogacía.

Por otra parte, Edward contó con el apoyo de abogados de Perkins Law Group y después de 15 minutos de deliberación, el abogado recibió la aprobación. En una entrevista con el medio Deadline Detroit, Edward relató: “mis lágrimas salieron como un bebé. He estado persiguiendo este sueño durante 13 años”.





 

Finalmente, el juez Morrow relató para el medio ABC News, que cuando Edward recibió el visto bueno fue un momento muy especial y emotivo para los dos. “Lo veo como un hijo… fue uno de los momentos más felices. Mi alegría era para él”.