Skip to content

Familia acoge a una repartidora por 5 días tras quedarse varada en una tormenta

Cuando la mujer hacía su última entrega, se quedó varada por la tormenta y la familia no dudó en ayudarla. 

Texas y varios estados del sur de Estados Unidos enfrentaron en febrero del 2021 el peor invierno registrado en los últimos 30 años, generando un caos generalizado y afectando a millones de personas en esta región por la falta de energía eléctrica y agua. Sin embargo, uno de los acontecimientos que se dio en medio de una fuerte tormenta en Austin, Texas que empezó como un accidente automovilístico, terminó en una admirable acción de solidaridad hacia el prójimo.

Se trata de una repartidora llamada Chelsea Timmons quien estaba trabajando haciendo entregas en medio de una tormenta de nieve en las afueras de Austin cuando perdió el control de su carro y se estrelló en el jardín de flores de una casa. 






De inmediato, los dueños de la casa Doug Condon y Nina Richardson acudieron para ayudar a la repartidora y tras asegurarse que se encontraba a salvo, intentaron ayudarle a sacar el vehículo, pero como el carro estaba atrapado la invitaron a su casa mientras esperaban a que llegara una grúa para asistirlos.

Sin embargo, después de varias llamadas les comunicaron que como la tormenta estaba empeorando, las grúas no podían acudir a esa área porque no era seguro y aunque ninguno de ellos se esperaba que el mal clima iba a continuar por varios días más, la pareja no dudó en ayudar a Chelsea para que estuviera en un lugar seguro hasta que la situación en Texas mejorara.






En una entrevista con CNN, Nina comentó al respecto: “En cuánto nos enteramos que no podían venir y que las condiciones estaban empeorando, parecía tonto imaginar que ella fuera a un hotel. Ni siquiera se nos ocurrió”. Por su parte, Chelsea comentó que se sentía “Extremadamente afortunada de que aquí fue donde se estrelló mi auto. Estaba en su jardín de flores, no fue en una zanja, no fue al lado de la carretera… Estaba atrapada en un lugar seguro y cálido”.

De esta manera, la pareja celebró una hermosa cena de San Valentín junto a la repartidora. “Tuvimos una gran cena y me senté, estaba en un lugar cálido, me habían dado de comer y simplemente fue increíble y pensé que sólo sería por una noche, pero aquí estoy, en el día cinco”. Y aunque Chelsea no quería incomodar a la pareja e intentó irse a un hotel puesto que su hogar está a más de 3 horas y aún no lograba sacar el auto estancado, ellos insistieron en que se quedara en su casa.

Doug comentó para CNN: “Hemos tenido una semana emocionante con un clima loco y con una invitada sorpresa, lo cual se convirtió en una experiencia muy agradable”. Y es que Chelsea se ganó el cariño de todos en el hogar, incluyendo a los dos perritos de la familia. Después de cinco días, la repartidora pudo regresar a salvo a su casa y antes de partir, preparó un hermoso pastel en agradecimiento por la hospitalidad de la pareja. 






Finalmente, Chelsea comentó para CNN: “Estoy muy agradecida de que no sólo pudieron, sino que también quisieron dejar entrar a una completa extraña en su hogar en medio de una pandemia, en medio de una tormenta… sin dudarlo. Simplemente abrieron sus puertas, abrieron su casa y dijeron: ‘ven y relájate’. Estoy muy agradecida con ellos y muy contenta de que aquí de todos los lugares, fue aquí donde terminé”.