Skip to content

Antioquia dará en adopción a más de 500 caballos de carga

Un ejemplo para replicarse. 

La Secretaría de Medio Ambiente ha emprendido un proyecto de dejar los vehículos de tracción animal en varias ciudades de Colombia, como por ejemplo en Antioquia donde recientemente se firmó un acuerdo para utilizar un sistema en el que el gobierno realizará un intercambio de los caballos por un vehículo de moto carga u otra unidad productiva que permita a los trabajadores continuar con su labor pero sin el maltrato animal que se realizaba tradicionalmente.

La campaña se denominó ‘Adopta un caballo, transforma una vida’ y va a iniciar con 41 equinos del corregimiento de Currulao para buscarles un nuevo hogar bajo el compromiso de quienes adopten a los animales les garanticen una vida sin trabajo de carga. 

El proyecto continuará progresivamente con el intercambio establecido por la Secretaría hasta conseguir nuevos hogares para los 535 caballos que se utilizaban con vehículos de tracción animal. 










De esta manera el proyecto de la Secretaría de Ambiente ayudará a los equinos a ser adoptados y a los trabajadores a prepararse con capacitaciones, entrenamiento para sacar licencias de conducción y seguimiento para la adaptación al nuevo modelo de negocio de una forma sostenible y sin explotación animal. 

Adicionalmente, se anunció que implementarán mejoras en las vías rurales para garantizar el desarrollo adecuado de las actividades económicas en esta localidad.

Para la adopción de los equinos la Gobernación de Antioquia dispuso un correo electrónico donde los ciudadanos pueden aplicar a través de una solicitud.





 






Y el secretario de ambiente Carlos Ignacio Uribe, precisó que “Lo importante es que la persona que vaya a adoptar pueda garantizar un espacio (finca) para el animal y que no lo usará para carga pesada. Queremos que puedan ser llevados a un lugar tranquilo y tengan un buen vivir”

De esta manera, se suman acciones para eliminar tradiciones que ya no son necesarias gracias a la evolución y desarrollo de nuevas tecnologías que permiten continuar con la vida diaria y las actividades económicas sin maltrato animal.