Skip to content

Francia se convierte en el primer país en donar vacunas de COVID-19 a las naciones necesitadas

“Apoyemos a los que más lo necesitan”. 

El 22 de abril del 2021, el presidente de Francia Emmanuel Macron anunció la donación de vacunas a países con bajos recursos a través de la iniciativa internacional COVAX para ayudar a combatir la pandemia del COVID-19 en las naciones más necesitadas.






Adicionalmente, en un evento online realizado en conmemoración del primer año del lanzamiento del Acelerador de Acceso de COVID-19 (ACT), el mandatario pidió a la comunidad internacional que compartan vacunas con los países que han tenido mayores dificultades para adquirirlas. 

Durante su intervención en el evento, el líder francés enfatizó que “nuestra salud también está en juego en los países más pobres” y explicó sobre la desigualdad mundial en la forma en que se han distribuido las vacunas: “Una de cada seis personas en Europa recibió la vacuna, una de cada cinco en América del Norte, pero solo una de cada 100 en África”.






Ante esto, el presidente Macron decidió donar un primer lote con más de 100.000 dosis de vacunas de AstraZeneca para el país africano Mauricio, las cuales fueron entregadas el 26 de abril de 2021 y destinadas para el personal médico y para los grupos de personas más prioritarios.

De esta manera, Francia se convirtió en la primera nación en donar vacunas a los países necesitados. Además, el mandatario manifestó que su país continuará con el proceso de donación de 500.000 dosis para mediados de junio a otras naciones que lo necesitan.





 

Sin duda una gran iniciativa que ya ha sido replicada por otras naciones e instituciones.