Skip to content

Gemelas idénticas separadas al nacer, se reencuentran 36 años después

Se reencontraron gracias a una prueba de ADN.

Este insólito acontecimiento empezó con la adopción de unas gemelas idénticas que nacieron el 29 de marzo de 1985 en Corea del Sur y aunque la razón por la cual sus padres biológicos optaron por esta resolución son desconocidas, las bebés fueron adoptadas por dos familias diferentes quienes no sabían de la existencia de la otra.






Fue así como Molly Sinert fue adoptada por una familia judía en Florida, Estados Unidos, mientras que su hermana Emily Bushnell también fue adoptada por una familia judía en el mismo país, pero en el estado de Pennsylvania. Aunque durante 35 años las gemelas no sabían prácticamente nada de su pasado, la realización de unas pruebas genéticas especiales cambiaron para siempre sus vidas al enterarse que tenían una hermana en algún lugar del mundo.

Por casualidad, Molly decidió hacerse una prueba de ADN cuyo resultado la dejó totalmente perpleja y es que gracias a la curiosidad de Isabel, la hija de 11 años de Emily, quien deseaba saber más acerca de las raíces de su familia materna, también se había realizado una prueba de ADN y su información ya se encontraba en la base de datos. En una entrevista con Good Morning America, Molly relató “cuando hice click en el pariente cercano, no entendía nada. Decía ‘Compartes el 49.96% del ADN con esta persona. Predecimos que es tu hija’ “. 






Sin embargo, Molly sabía que eso no era posible puesto que ella nunca había tenido hijos y concluyó que si los resultados de las pruebas de ADN eran acertados, eso significaba que en realidad se trataba de su sobrina y que tenía una hermana gemela. 

Tras la confirmación de los resultados, las gemelas empezaron a hablar todos los días e intercambiaron fotografías e historias acerca de sus vidas, dándose cuenta que tuvieron muchas similitudes en sus crianzas, a pesar de la distancia ya que las dos fueron adoptadas en Estados Unidos por familias judías, las dos tuvieron un gato negro durante su niñez, las dos utilizaron vestidos similares y peinados iguales para su fiesta de graduación, entre otras coincidencias.






Emily relató que al enterarse que tenía una hermana gemela sintió que “inmediatamente se llenó un agujero en mi corazón. Aunque tengo familiares que me aman y me adoran y han sido absolutamente maravillosos, siempre hubo un sentimiento de desconexión. Descubrir que tenía una hermana gemela idéntica lo dejó todo muy claro. Todo tiene sentido”.

Finalmente, el 29 de marzo de 2021 Emily y su hija Isabel viajaron hacia Florida para el reencuentro con Molly y por primera vez las gemelas celebraron juntas su cumpleaños. En la entrevista con Good Morning America, Emily mencionó: “Fue el momento más feliz de mi vida. Puedo decirlo con toda honestidad. Me robaron los últimos 36 años de una vida que podría haber tenido con mi gemela. Pero al mismo tiempo, estoy muy emocionada por lo que nos espera”.