Skip to content

Hermanos reciben trasplante de corazón con 48 horas de diferencia

Dos jóvenes de 18 y 19 años con una grave enfermedad cardíaca genética fueron operados con éxito en Brasil.

Este increíble acontecimiento ocurrió en São Paulo, Brasil cuando los hermanos Gustavo de 18 años y Paloma de 19 años, fueron operados exitosamente tras recibir casi como un milagro, la confirmación de dos donadores compatibles para realizarles trasplantes de corazón con tan solo 48 horas de diferencia.






Lamentablemente, Gustavo, Paloma y su hermano menor (quien tenía 15 años cuando falleció), padecen de una condición cardíaca genética llamada enfermedad de Danon, que pone en peligro de muerte a quienes nacen con esta condición, tal como lo explicó el Doctor Marcello Felício, coordinador clínico del programa de trasplante cardíaco del Hospital das Clínicas de Botucatu al medio brasileño G1:

“Esta enfermedad afecta al corazón, provocando una hipertrofia del músculo cardíaco. El músculo se vuelve más engrosado y en algunos casos, el corazón también puede dilatarse. Se asocia a arritmias cardíacas severas y muchos pacientes también tienen muerte súbita”. 






Tras el fallecimiento del hermano menor de los brasileños, Noelia Rodrigues de Souza, mamá de los jóvenes, estaba pasando por un momento realmente difícil al ver el potencial riesgo que tenían sus otros dos hijos. Sin embargo, Noeli no pudo contener su felicidad al enterarse que sus dos hijos iban a recibir los trasplantes de corazón en un intervalo de 48 horas. 






Fue así como el viernes 9 de abril del 2021, recibieron la asignación de un corazón compatible para Gustavo y dos días después, el domingo 11 de abril les dieron la noticia de un corazón compatible para Paloma. Tras realizar las operaciones correspondientes, Noeli, sus hijos y los médicos estaban realmente sorprendidos por lo sucedido y en una entrevista la mamá de los jóvenes mencionó al respecto: 

“Como tenía una muerte en casa, tenía mucho miedo de ver dos más, entonces este milagro que sucedió dentro de estos siete días fue tremendo para mí. Hasta los médicos se asombraron con lo ocurrido. En medio de una pandemia, aparecieron dos corazones para dos hermanos… fue muy lindo, no me canso de agradecer a las familias que donaron a mis hijos porque es maravilloso lo que hicieron. Les agradezco mucho, de corazón”.